Minuto a Minuto

Nacional México registra 22 mil 274 casos y 49 muertes por dengue
El dengue es una enfermedad causada por un virus que se transmite a los humanos a través de la picadura de un mosquito, que puede complicarse y ser mortal
Deportes El uruguayo Rodrigo Aguirre llega al América
Aguirre, de 29 años, vestirá con el América su tercera playera en el balompié mexicano, al que llegó en 2021 para jugar con el Necaxa
Internacional “Golpe de Estado” o deserción: así ven los republicanos la posible salida de Biden
El presidente Joe Biden ha estado presente en casi todos los discursos, de la Convención Republicana con críticas a su Gobierno y burlas
Ciencia y Tecnología Spotify lanza AI DJ en español: esto es todo lo que debes de saber
AI DJ en español, la función de Inteligencia Artificial para usuarios premium, personalizará la forma en que los oyentes escuchan música
Internacional Sismo magnitud 7.3 sacude el norte de Chile, no se reportan incidentes
Según el Centro Sismológico de Chile, el movimiento telúrico se registró a las 21:51 h local y tuvo una profundidad de 165.5 kilómetros

La derrota contundente en la elección del 2 de junio creó, de inmediato, división entre los partidos de oposición que se culpaban unos a otros de la debacle. Lo primero fue la desaparición del PRD, luego la separación de PRI y PAN, a grado tal que algunos de sus líderes anunciaron nuevos partidos políticos.

A poco más de un mes de la derrota, una franquicia que tenían arrumbada llamada Frente Cívico Nacional sirvió como primer intento de formar un nuevo partido político, los principales convocantes fueron Emilio Álvarez Icaza y Guadalupe Acosta Naranjo, ambos sin partido actualmente.

Emilio Álvarez Icaza, expanista, conformó el grupo neutral en el Senado junto con otros desertores de sus partidos y Guadalupe Acosta Naranjo, exlíder perredista. Las condiciones para crear un nuevo partido exigen convertirse primero en asociación política, es decir, un grupo que garantice el número de afiliados y, al mismo tiempo, respalde el subsidio que se le puede otorgar.

El INE impone como requisitos mínimos celebrar asambleas por lo menos en 20 entidades o en 200 distritos electorales, en estas asambleas deben participar por lo menos 3 mil afiliados por entidad o bien 300 por distrito electoral; debe constatarse que no asistan a las asambleas organizaciones gremiales, sino que sean ciudadanos sin mayor compromiso que la creación del nuevo instituto político.

En esta ocasión no se juntaron ni 2 mil personas en el gimnasio Juan de la Barrera, junto a la Alberca Olímpica, a unas cuadras de la alcaldía Benito Juárez, a pesar de que asistieron representantes de todo el país; es decir, se trataba de una asamblea que exigía un mínimo de 3 mil afiliados. No se cubrió el requisito.

A todas y cada una de las asambleas acuden representantes del INE para hacer un cálculo del número de asistentes. Por lo regular, estas asociaciones invitan a más de 3 mil personas en cada evento porque la autoridad electoral descuenta, al cálculo, supuestos periodistas, organizadores, acarreados y cualquier otro intento por llenar de manera artificial el lugar.

El evento duró poco más de 6 horas, con una veintena de oradores encabezados por los arriba citados, quienes a pesar de convocar a acuerdos y mesas de trabajo prefirieron el protagonismo a congruencia y empezaron a enumerar sus propuestas, como si se tratara de genios de la política.

La mayoría de las propuestas significaron una manera de regresar al pasado, prácticamente sin aportaciones ni escuchas que se distraían ante cualquier pretexto. Nadie mostró esperanza en la alternativa política.

La lección del Frente Cívico Nacional servirá seguramente de ejemplo para otras partes de la sociedad que anunciaron la creación de nuevos partidos, los cuales deben acelerar el paso en esos requisitos porque debe tener una antigüedad de 5 años como partido político para participar y contender, antes que por un cargo de elección popular por la obtención de su registro.

Es decir, deben ganar solos, sin alianzas, más del 3 por ciento de los votos emitidos en la anterior elección para poder convertirse en partido. Algunos han logrado sortear la barrera de las asambleas, que no es una tarea fácil, pero no han podido convencer al electorado.

Así sucedió con el partido Redes Sociales Progresistas, que encabezaba el yerno de la maestra Elba Esther Gordillo, Fernando González, quien perdió todo lo realizado en las asambleas ante la reacción de los votantes. Mala suerte tiene la maestra en eso de crear partidos, su primer intento tuvo poco más de suerte -denominado Partido Nueva Alianza- de corta vida, pero que llegó a ganar incluso gubernaturas en alianza con otros partidos.

Es decir, anunciar nuevos partidos no empobrece, lo que aniquila es cumplir los requisitos y, aunque parezca extraño, la conformación de nuevos institutos políticos es contrarreloj, porque realizar asambleas con más de 3 mil asistentes en veinte estados de la república no se pueden hacer de la noche a la mañana.

El alarde de la derecha de crear un partido, para el cual el Mecenas parece estar preparado, al que pretenden llamar Marea Rosa, en homenaje a los hombres y mujeres que utilizó Claudio X, González para que marcharan en las calles, aunque no serán pocos millones los que deberá invertir sin que se garantice la aceptación de los votantes.

Los nuevos partidos en México están entrampados por el tiempo, deben acelerar el paso en su creación para que tengan por lo menos cinco años para concursar en 2030 por la Presidencia de la República, pero la gente ha preferido tomarse su tiempo para deliberar sobre el destino de su voto en futuros comicios. Los resultados electorales no fueron sencillos ni para los triunfadores.

Es decir, la sociedad se toma su tiempo, mientras quienes quieren crear partidos nuevos urgen a la celeridad de sus proyectos para estar listos en las urnas dentro de seis años.

Hasta el momento los partidos que quedaron vivos se resquebrajan desde la cúpula. Todos ellos con crisis estructurales por el reducido número de militantes y liderazgos separados de la militancia. Deberá unirse como prioridad y luego, en consenso, decidir el rumbo a seguir, trabajos que deben acelerar porque el próximo año habrá elecciones como es el caso de los 212 municipios de Veracruz, donde hasta ahorita la división de los partidos de oposición anuncian candidatos sin alianza alguna, mientras el partido en el poder no da a conocer a sus “corcholatas” porque sabe que sea quien sea el candidato o candidata tendrá el triunfo asegurado, salvo pocas excepciones.

La oposición tiene un trabajo intenso frente a sí, aunque sus líderes y militantes no estén acostumbrados a ser eficientes ni puntuales en sus proyectos, como lo han demostrado en los gobiernos que encabezaron.

A nivel nacional deben recorrer el país para afiliar a quienes eran atraídos por sus proyectos, pero en el caso del Frente Cívico Nacional empezaron mal porque la esencia de esa primera reunión fue la de representar propuestas, cuando son éstas las que van a servir para que la población los acepte o rechace.

PEGA Y CORRE. – El periodista Carlos Pérez de TQH Edomex fue detenido arbitrariamente por policías estatales, el comunicador se encontraba en cumplimiento de su deber, sin mediar identificación fue esposado y llevado con rumbo desconocido en una patrulla.

Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.