Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

No Mario, así no

Yazmin-Alessandrini

Yazmin AlessandriniLa política me da risa

Lo que es imperdonable para un político que aspira a ser parte medular en la transformación de la vida pública de nuestra nación, es que recurra a la patanería, al insulto, a la amenaza y la falta de respeto

TREMENDO ERROR.- Por enésima ocasión, Mario Delgado Carrillo, dirigente máximo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido en el poder, se volvió a equivocar. Pero en esta ocasión su yerro fue gigantesco. Ignorante de que en política la forma es fondo, el colimense protagonizó uno de los episodios más vergonzosos de los últimos tiempos, al olvidarse por completo de que su investidura como el presidente nacional del partido más poderoso en la actualidad demanda un comportamiento a la altura de cualquier tipo de circunstancia, por muy desfavorable que ésta sea. *** Se entiende, por el tipo de político y persona que es el senador morenista con licencia Félix Salgado Macedonio, acostumbrado a dejarse llevar por la entraña, sobre todo en escenarios que no le son favorables, que el episodio que protagonizó ayer y anteayer frente a la sede del Instituto Nacional Electoral (INE), localizada al sur de la Ciudad de México, acompañado de sus huestes, iba a conducir al hoy ex candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero a protagonizar varios exabruptos muy típicos en él. Todos sabíamos que al no verse favorecido por el árbitro electoral arremetería contra éste con insultos, bravatas e incluso amenazas. Sin embargo, yo creí que en una circunstancia saldrían a relucir las buenas formas, la mesura y el oficio que supuestamente ha adquirido Mario Delgado a lo largo de su carrera política. Pero no. Me equivoqué, el presidente nacional de Morena secundó al llamado “Toro” y también se plantó frente a la sede del INE para vociferar improperios, arengas e incluso llamar “ladrones” a los consejeros electorales. ¡Vaya espectáculo más triste! *** Conozco a Mario de muchos, muchos años atrás y siempre lo he considerado un joven entusiasta con visión y buenas hechuras. Le he reconocido sus aciertos y también le he criticado sus incongruencias (como sus fallidas campañas nacionales contra el bullying y los gasolinazos, de las cuales ahora ya ni se debe acordar). Definitivamente ha sabido moverse para llegar alto y que se le confieran misiones trascendentales que no se le confían a políticos de medio pelo. Eso debe tener un grueso mérito. Pero está claro que ya perdió el piso y, peor aún, ha malentendido por completo los puntos finos de la importantísima posición en la que hoy está ubicado. Sí, hizo bien en acompañar en todo momento a todos sus correligionarios a los que les fueron retiradas sus candidaturas para la elección del próximo 6-6, principalmente a Salgado Macedonio en Guerrero y a Raúl Morón en Michoacán. También acertó en encabezar todas las protestas y mostrar su músculo como líder nacional de Morena. Pero lo que es imperdonable para un político que aspira a ser parte medular en la transformación de la vida pública de nuestra nación, es que recurra a la patanería, al insulto, a la amenaza y la falta de respeto hacia las instituciones y las autoridades. Porque esos funcionarios y esa institución a los que él señaló como “cueva de ladrones”, no hace mucho, en julio de 2018 para ser exactos, avalaron el triunfo en las urnas de Andrés López Obrador, quien salió del partido que tú diriges para convertirse en el Presidente de México. Y sobre la colecta sombrero en mano… mejor ni hablemos.

Mario Delgado y Félix Salgado Macedonio
Félix Salgado Macedonio y Mario delgado durante protesta afuera del INE. Captura de pantalla

SE OLVIDÓ DE PITÁGORAS.- Así como se le hizo bolas el engrudo cuando en abril del año se presentó a una conferencia mañanera para presumir que nuestro país tendría listos un total de 700 ventiladores mecánicos invasivos libres de partículas de neoliberalismo y 100% manufacturados en México, para dar soporte a contagiados de COVID19 en situación crítica, artefactos que fueron entregados en una fecha posterior y en una cantidad muchísimo menor a la prometida (recuerdo que hasta los bautizó como “Ehécatl 4T” y “Gätsi”), ayer martes la señora María Elena Buylla Roces, directora de Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), volvió a dar nota durante una mañanera presidencial mientras daba los pormenores de los avances en las investigaciones, ensayos y manufactura de la vacuna mexicana “Patria”, la cual supuestamente podría estar lista para ser aplicada en los mexicanos a finales de este año. Y es que la funcionaria, en su enorme entusiasmo y regocijo por el anuncio de la vacuna azteca contra el coronavirus manejó cifras muy confusas, pues mencionó que este biológico mexicano costaría muchísimo menos que la vacuna más cara actualmente disponible en el mercado. Sin embargo, a la científica se le pasó un pequeño “detalle”, pequeñito: No es correcto decir que la vacuna tendrá un costo 855 veces menor (-855%), ya que cuando una de las variables en una ecuación es negativa y el resultado también es negativo lo que se debe utilizar es la proporción. O sea, la expresión debió ser “será ocho veces más barata”, pero lo que se entendió fue que si la vacuna más cara del mercado, la Sinopharm, cuesta una dosis 72 dólares y la Patria será -855% más barata (-615.6), entonces el Gobierno le pagará 615 dólares a cada mexicano al que se le suministre. ¡Ups!

INCREÍBLE E INCONCEBIBLE.- Con la llegada de Rosario Piedra Ibarra a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) prácticamente se decretó la desaparición de este organismo cuya función primordial era la de proteger a los ciudadanos de los abusos del poder que ejercen políticos y servidores públicos, lo cual hoy por hoy ya no existe. Y el botón de muestra más reciente lo podemos tomar de la inexplicable defensa que está haciendo este organismo y su presidenta del secuestrador Israel Vallarta, encarcelado desde hace 16 años y a quien ahora pretenden hacer pasar por una víctima a la que incluso se le debe reparar el daño que se le causó al detenerlo junto a su pareja sentimental, la francesa Florence Cassez, puesta en libertad en 2013 y enviada a su país de origen envuelta en un manto de inaudito heroísmo, pese a que por las leyes mexicanas ameritó una condena de 60 años de prisión. *** Pues bien, lo que está a punto de representar, literal, el último clavo sobre el ataúd de la CNDH podría ocurrir en los próximos días, será la liberación de este criminal al que seguramente nuestras autoridades lo van a premiar hasta con un usted disculpe, caballero y una jugosa indemnización, lo que me lleva a los siguientes cuestionamientos: ¿Entonces no vale absolutamente de nada la palabra de las víctimas de este par delincuentes, quienes en el pasado y en el presente han identificado plenamente tanto a Cassez y a Vallarta como sus plagiarios?, ¿en dónde quedan los derechos de aquellos quienes son objeto de abusos y delitos?, ¿a qué instancia corresponde defenderlos y protegerlos, ya que ahora está más que claro que la CNDH está al servicio de quienes ofenden y delinquen?

REPROBADO.- Una muy simple y deleznable acción resumen los cinco años y meses de Silvano Aureoles Conejo como gobernador de Michoacán: Ayer, en viaje de trabajo al conflictivo municipio de Aguililla, increpó y empujó a una persona que se manifestó. El perredista dijo que se trató de un “halcón” enviado por delincuentes para provocarlo y aseguró que limpiará a esta entidad del crimen organizado. Sí, ¡cómo no! Si ya te vas, Silvano, ¡por favor!

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx
[email protected]
Twitter: @yalessandrini1

Menú de accesibilidad