La política es la ciencia y capacidad de gobernar un estado o nación, y también se conoce como el arte de negociar y conciliar intereses.

Nada nuevo bajo el sol, no siempre se aplica de esta manera y no siempre se da en beneficio de todos y todas. Hoy día vemos que la política y los políticos trabajan exclusivamente para sus intereses y los de su grupo, amigos o familia.

Tristemente, las posiciones políticas se confunden con el poder absoluto y quienes lo ostentan creen que dura para siempre, no les cae el veinte de que todos sin excepción todos los puestos son pasajeros.

Hoy día la política sirve para servirse, sirve para encapricharse y a voluntad de los poderosos en turno hacen y deshacen.

Lo valioso, lo más relevante de estos tiempos es que gobernados saben cuando las cosas se están haciendo bien y cuando no, hoy día tenemos a favor una abierta comunicación que ofrecen las redes sociales, peligroso en ocasiones porque también se pueden usar para engañar o distraer o más aún, enajenar totalmente.

Pero de algo podemos estar seguros, quien miente, quien engaña, quien impone y se antepone a la política como ejemplo de negociación termina mal. Y no sólo la persona sino que puede arrastrar a todo un país.

El Presidente López Obrador disfruta enfrentar y agredir, obvio no le gusta que lo cuestionen y mucho menos que saquen trapos al sol de su familia, hoy día estamos entrando a la falta de respeto total, el Presidente usando el poder del estado para intimidar, pero los afectados sin recato y sin respeto cuestionan y también ofenden al presidente.

A López Obrador le encontraron su lado flaco, muy flaco, algo que se puede interpretar como normal, pero el cuestionamiento a sus hijos, hermanos y demás familia lo está alterando y peor aún lo está sacando de quicio.

La política como tal está quedando atrás y solo estamos viendo personas y grupos enfrentándose y buscando generar el mayor descrédito, al final del día podemos estar seguros de algo, quienes están inmersos en todo este enfrentamiento ninguno saldrá ileso, ninguno saldrá limpio. Por el contrario los trapos al sol quedan manchados y no hay forma de limpiarlos.

El Presidente no cambiará, está totalmente definido en su estrategia y los que se sienten agredidos tampoco cambiarán por una sencilla razón, al presidente ya no se le teme, por el contrario, se le enfrenta y se le señala.

Conforme sigan pasando los meses, López Obrador insistirá en calumniar y los afectados simplemente se defenderán. Quien pierde es el más fuerte y en esta ocasión será el Presidente. Hoy día no se ve ni política, ni políticos.

Muchos piensan que los números del Presidente son especiales, y no, no son nada extraordinario, son los números de cualquier presidente a la mitad del camino.

De ida

Sin restricción alguna en las playas y centros recreativos de Sonora para esta Semana Santa, china libre para todos, autoridades estatales y municipales ya decidieron dejar que los paseantes hagan lo que quieran, no se verán sanciones a quienes no respeten protocolos para evitar contagios de Covid, lugares abiertos sin cubrebocas, lugares cerrados sin mayores controles.

Qué bueno que comencemos a sentirnos más relajados y sin tanta preocupación, pero qué malo que no estemos conscientes de lo grave que es perderle el respeto al virus. Es cierto somos más los vacunados y son más los contagiados, pero ni uno ni otro está ajeno a enfermar y a morir.

Así que la autoridad podrá dejar que todo suceda, pero la sociedad será quien tenga que poner un alto y definir hasta donde se aplica dicha libertad. No se confíen, el bicho está al acecho.

De vuelta

La Secretaría de Gobierno de Sonora llegó a un arreglo con los Yaquis para evitar que bloqueen y pidan dinero en la cuatro carriles en esta Semana Santa.

Al parecer va bien la negociación, ¿a cambio de que?… de ofrecerles lo que pidan y lo que quieran. Esto para el buen entendedor significa que ahora se les pedirá permiso a los Yaquis para todo, incluso para poder circular libremente en un lugar donde no se tendría que pedir ningún permiso.

Ni hablar creo que más que una negociación es una imposición a un gobierno que intenta solucionar problemas añejos pero lamentablemente con la misma vieja fórmula.

Aserrín

Mala noticia para agricultores Del Valle del Yaqui y del Mayo. No habrá segundos cultivos de siembra por falta de agua. Las presas están con poca captación y ello obliga a cuidarla. Así que la derrama económica de un segundo cultivo no se verá en este 2022. Y como dice el dicho… “Eran muchos y pareo la abuela”.

Víctor Mendoza Lambert, director de Grupo Entre Todos.

Correo: [email protected]
Twitter: @VictorMendozaL
Facebook: Victor Mendoza Lambert