Mis diálogos con López Obrador en “Tercer grado” / I


joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

La energía se disipa con el tiempo. Florestán


La energía se disipa con el tiempo. Florestán

Este es uno de los pasajes de mis diálogos con Andrés Manuel López Obrador en Tercer grado, el jueves pasado, programa que conduce y dirige el doctor Leopoldo Gómez y en el que participamos Denise Maerker, Carlos Loret, Leo Zuckermann, René Delgado y Raymundo Riva Palacio, y del que se han desprendido tantos comentarios, muchos, debido a la descomunal audiencia que tuvo.

Quiero recuperar, en estos días, mis diálogos con el candidato presidencial de Morena, como este que fue el primero, cuando afirmaba que no tenía ningún problema con los empresarios, lo que rebatí en estos términos:

Yo creo que sí, Andrés Manuel, porque… ¿me dejas leerte un párrafo de lo que seguramente ya leíste esta mañana en el desplegado publicado en los periódicos?

El Consejo Mexicano de Negocios rechaza categóricamente las expresiones injuriosas y calumniosas con las que Andrés Manuel López Obrador agravió a varios de nuestros miembros. Condenamos que un candidato a la Presidencia de la República recurra a ataques personales y descalificaciones infundadas. Es preocupante que alguien que aspire a ser Presidente de México denueste a quienes no comparten sus ideas.

Y agregué: Yo creo que es lo más fuerte que te ha dicho el sector empresarial, a lo que reviró: Pero es la cúpula (empresarial) y son algunos que han cometido errores y no quieren reconocerlos. O sea, tiran la piedra y esconden la mano.

JLD: No. Aquí sí sacaron la mano, la firmaron.

AMLO: Sí, es un grupo muy pequeño que ayudaron en el fraude en el 2006; hay pruebas, ¿cuáles calumnias?, si contrataron tiempos en radio y televisión en el 2006.

JLD: Pero dame una respuesta a esto que te están diciendo en este tono tan fuerte sí, que condenan ojo, que condenan, que es muy fuerte ese verbo, que un candidato —o sea, tú— recurra a ataques personales, a descalificaciones.

AMLO: Pero como dicen los jóvenes: “Zafo, zafo. No me engancho”.

JLD: No. No te estoy provocando.

AMLO: Ahora sí, como dicen: “Eso sí calienta”, pues no.

Y tras una pausa, dijo:

AMLO: Carlos Slim se metió con lo del aeropuerto.

JLD: Y le dijiste mandadero de Salinas.

AMLO: De Salinas, sí, y luego asumí una postura distinta.

JLD: Que lo embaucaron, ¿quién va a embarcar a Slim, Andrés Manuel?

AMLO: Bueno, o se dejó. Es que él quiso defender ese proyecto. Entiendo, tiene intereses en ese proyecto. Entonces sale a dar una conferencia de prensa, estamos en vísperas de elecciones, estamos en proceso electoral. Claro que la opinión de él tiene una dimensión política, ni modo que sea un asunto nada más.

Y enseguida reiteró su acusación a algunos de los integrantes del Conejo Mexicano de Negocios como: Una banda de malhechores que se dedicaron a saquear, a robar impunemente, de manera descarada, sin ningún recato.

JLD: Andrés Manuel, ¿te refieres a estos?

AMLO: Sí, me refiero a ellos, a los que…

JLD: A los del desplegado.

Mañana le presentaré la segunda parte de Mis diálogos con López Obrador en Tercer grado.

Así que nos vemos mañana aquí, pero en privado