Minuto a Minuto

Internacional Trump perdió oportunidad de atraer indecisos en discurso de la convención, aseguran analistas
Trump decidió olvidarse del 'teleprompter' y regresó a su lenguaje habitual para denunciar la persecución judicial de los demócratas
Entretenimiento Nuevo juicio contra Harvey Weinstein se realizará el 12 de noviembre en Nueva York
El nuevo juicio de Harvey Weinstein, cuya condena por delitos sexuales a 23 años de cárcel fue anulada el pasado abril, se celebrará el próximo 12 de noviembre
Nacional Sistemas aéreos de México no resultaron afectados por el fallo global de Microsoft
El fallo informático de Microsoft se ha sentido desde Estados Unidos a Australia, pasando por Japón y varios países de Europa
Nacional Sheinbaum promete apoyo para concluir la construcción de la presa de Milpillas en Zacatecas
El proyecto de la Presa Milpillas, detenido desde 2019 tras ser autorizado en 2017, fue una de las promesas de campaña de Sheinbaum, quien en su visita a Zacatecas en abril pasado se comprometió a construir el embalse
Internacional Otros diez demócratas del Congreso piden a Biden que ponga fin a su campaña
Con estos diez demócratas, se eleva a 35 el número de miembros del Congreso que piden la retirada de Biden

México ocupó el primer lugar mundial en la encuesta del Pew Research Center sobre países que prefieren ser gobernados por alguien que tome decisiones sin interferencias del Congreso o el Poder Judicial. Entre 24 países, México es el que más quiere una autocracia.

Quiere decir que quienes rondan en este momento los veinte, van a tener hasta los cuarenta o cincuenta, un gobierno encabezado por alguien que tome decisiones sin interferencias del Congreso o el Poder Judicial. Si se quiere imaginar: ahí está Venezuela.

O, más bien, a Rusia, que es donde empezó con éxito este nuevo formato de gobierno, con Vladimir Putin como gobernante poderoso: Estado autoritario, prisión preventiva, partido hegemónico, oligarquía empresarial, Ejército fuerte, prensa controlada.

La encuesta de Pew Research Center es irrebatible: México es donde más creció en el planeta el apoyo a la idea “un líder fuerte pueda tomar decisiones sin interferencia del Parlamento o las cortes”: en 2017 la preferencia era del 27 por ciento; hoy es del 50 por ciento.

El presidente saliente lo entendió bien, con la aprobación de la prisión preventiva, eliminación de la presunción de inocencia, tiro de gracia a la Corte, militarización de la Guardia Nacional, los militares al frente de medio centenar de sectores civiles.

Además: negociaciones durísimas con los gobernadores de oposición para que cedieran el gobierno a Morena por las buenas: una embajada o un consulado; o por las malas: una investigación que lleva prisión preventiva.

También, la creación de una oligarquía de contados empresarios que reciben sin licitación pública: Carlos Slim, Germán Larrea, Miguel Rincón, Daniel Chávez y Carlos Hank. Igual que Putin con Roman Abramovich, Alisher Usmanov, Pyotr Aven y Mikhail Fridman.

Aquí, a los oligarcas les fue mejor que nunca en la 4T: según el ranking de Bloomberg, los Slim, Larrea, Rincón, Chávez y Hank se volvieron son más ricos que nunca y su riqueza se duplicó, en comparación con el resto de los empresarios latinoamericanos del escalafón.

Morena es un símil de Rusia Unida, el partido de Putin: un instrumento político constituido exclusivamente para conservar el poder hegemónico, sin ideología de izquierda o derecha, conservador, nacionalista, estatista y, sobre todo, putinista.

Además, 26 integrantes de seis familias cercanas a Morena ocupan cargos en los tres poderes y los tres niveles de gobierno: y seis de ellos son de los Alcalde Luján, seis de los Taddei, cuatro de los Batres Guadarrama y cuatro de los Godoy Ramos.

Pero es eso lo que quiere la mayoría de los mexicanos de este momento histórico: lo demostró el voto de 36 millones por la candidata de Morena en las elecciones presidenciales del pasado 2 de junio. El pueblo manda. El Pueblo sabe.

Así es esto del abarrote.