ÚLTIMA HORA Activan código rojo en Guaymas, Sonora, tras ataque armado al Palacio Municipal

Quise esperar para realmente asimilar y poner en el lugar correcto a cada uno de ellos, lejos del júbilo y la emoción que simboliza ver a deportistas mexicanos en la élite. Sin pretender agigantar o minimizar su actuación, valdría la pena analizar la dedicación, el esfuerzo diario por años y la disciplina que hoy tienen a los nuestros entre los mejores deportistas del momento.

El pasado fin de semana para los periódicos pudo ser una bonita casualidad, para ellos, los deportistas, los que trabajan a diario y compiten semana a semana ante los mejores, solo fue rutina.

Los del problema fuimos nosotros, los que nos disfrazamos de ‘Checo’ Pérez para sentirnos parte de su éxito, los que pusimos mayor atención a la pelea del ‘Canelo’ para tener tema de conversación el lunes, los que nos sorprendimos porque Carlos Ortiz quedó segundo de nueva cuenta en el World Wide Technology Championship at Mayakoba, un torneo PGA que lleva 15 años disputándose en nuestro país, teniendo por primera vez a dos golfistas mexicanos de élite.

Sin pretender jerarquizar en el orden de aparición iremos por partes, y es que aunque todos han dedicado su vida al trabajo constante, puliendo sus respectivos talentos, cada uno merece su espacio.

Comienzo por el golf y es que después de 15 años de un extraordinario esfuerzo económico en la Riviera Maya, el PGA Tour tiene en Mayakoba el evento que todo golfista quiere asistir, más allá de la derrama económica que bien podría ser parte de otro análisis, los mejores golfistas del mundo vienen a Playa del Carmen año con año, y es ahí donde entran los mexicanos, los que inicialmente llegaban por invitación, los que con el simple hecho de participar ya era más que un logro, después de 15 ediciones, podemos ver el crecimiento del golf en México, Carlos Ortiz y Abraham Ancer son solo parte de los frutos de este extraordinario momento que vive el golf mexicano.

Carlos Ortiz. Foto de @CarlosOrtizGolf

De Carlos destacaría su talento innato y su mentalidad para afrontar semana a semana el PGA Tour con la convicción de ganar cada torneo en el que se presenta. Después de quedar segundo este fin de semana ante el mejor Field que ha pisado El Campo del Camaleón, Ortiz se ha posicionado en el sitio 49 del Ranking, lo que demuestra su valía, momento y capacidad.

Con el apodado “Turco” similar a lo de Ortiz, las cosas han sido un poco más fáciles debido a la madurez en su juego, la inteligencia emocional que demuestra en cada green nos habla de su carácter y constante exigencia, Abraham Ancer tuvo un extraordinario año y la constancia en los últimos 3 años lo ha colocado Top 15, tras su participación del fin de semana donde quedó séptimo, Ancer es el golfista número 13 del mundo, situación que en los inicios de Mayakoba lucía impensado, incluso hace 5 años amenazaba con ser un buen chiste.

Abraham Ancer. Foto de @abrahamancer

Tanto Carlos Ortiz como Abraham Ancer ya saben lo que es ganar un Torneo PGA, viven el mejor momento de sus carreras y no es para menos, como el mismo Ortiz me dijo “no le sorprende lo logrado”, y es que semana a semana “compiten de tú a tú con los mejores del mundo”.

Y si en el competir de tú a tú estamos, sería momento de valorar lo que ha hecho Sergio Pérez con Red Bull. Desde los inicios de ‘Checo’ con Force India, los expertos siempre mencionaron que nuestro piloto “tenía muy buenas manos”, que “con un mejor carro” realmente pelearía por los podios, no equivocaron.

Lo que ha hecho ‘Checo’ no es fácil, 15 podios son historia pura, lo del fin de semana lo coloca en la cumbre de su carrera y es que cuando eres Piloto 2 de una escudería grande, tu chamba es hacer que el Piloto 1 luzca, y eso no necesariamente habla de que un piloto sea mejor que el otro; evalúan vigencia, nacionalidad, patrocinadores, en pocas palabras la diferencia entre Pérez y Verstappen es mínima. ‘Checo’ ha tenido que lidiar con muchas cosas para ser hoy la estrella que es en la F1, curiosamente hoy son todos halagos a su carrera, aunque en un inicio más de uno criticó que quedara séptimo o décimo, de nueva cuenta y para algunos, como buenos cangrejos, el análisis es corto, ‘Checo’ durante 10 años ha estado entre los mejores 15-20 pilotos del mundo.

‘Checo’ Pérez tras subir al podio en GP de México. Foto de @SChecoPerez

Si hablamos de halagos, esos todavía no llegan a Saúl Álvarez, curiosamente el aficionado mexicano antepone la victoria por encima de todo (cuando le conviene) y aunque tenemos al mejor boxeador de los últimos años, con ‘Canelo’ eso no importa, a él se le analiza todo y se le busca el mínimo detalle para no dar crédito alguno. Yo no sé si es el aspecto de Saúl, si es envidia a su buen manejo dentro y fuera del ring, pero en estos tiempos frágiles donde nos indignamos por todo, tendríamos que darle el mérito necesario a ‘Canelo’, su boxeo fue mejorando. Dejó de ser solo un noqueador, su defensa, velocidad y preparación han ido de la mano de sus éxitos, ya es tiempo de reconocer su valía. Porque para cómo están las cosas, la derrota que tantos esperan para Saúl tardará en llegar, o en una de esas no les da el gusto.

Así este extraordinario momento del deporte mexicano, no solo fue un fin de semana, han sido años de esfuerzos individuales y colectivos, de trabajo y dedicación de deportistas que primero que todo son MEXICANOS CHINGONES.

‘Canelo’ Álvarez con cinturones de victorias. Foto de @canelo

P.D. Ojalá cada vez seamos más los que estamos orgullosos de ellos, porque ellos están muy orgullosos de ser mexicanos.

HASTA LA PRÓXIMA