Los ‘narcoasesinos’ ya son lo de menos


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Representante de los padres de los 43, Vidulfo Rosales exoneró ayer a la banda Guerreros Unidos de la desaparición y asesinato de los normalistas: “Esa línea ya no está, no forma parte de las investigaciones desde hace tiempo (...) el problema es que se cometió una irregularidad, ya corresponde al juez de la causa decidir esa versión...”.

Representante de los padres de los 43, Vidulfo Rosales exoneró ayer a la banda Guerreros Unidos de la desaparición y asesinato de los normalistas: “Esa línea ya no está, no forma parte de las investigaciones desde hace tiempo (…) el problema es que se cometió una irregularidad, ya corresponde al juez de la causa decidir esa versión…”.

Y contra las opiniones que resaltan como insólita la resolución del Tribunal Colegiado que entreabre las rejas de la cárcel a los homicidas, redujo así sus alcances:

Lo único que ha estado fallando con la PGR es la lentitud y la falta de profundización en esas líneas de investigación (las sugeridas por el GIEI). Eso es lo único que ha fallado…”.

Sergio Sarmiento le preguntó si el presidente Peña Nieto ordenó el asesinato de los muchachos y el abogado reconoció: “No tenemos datos para poder establecer eso”, pero insistió en que “las investigaciones hoy nos conducen a las autoridades federales”: la Policía Federal y el Ejército.

A la patraña del crimen de Estado, pues.


  1. Impecable doble acierto de AMLO

    De pocos integrantes del próximo gabinete presidencial puede afirmarse que Andrés Manuel López Obrador haya hecho designaciones tan irreprochables como las del general de División Luis Cresencio Sandoval González y el almirante José Rafael Ojeda Durán para encabezar las secretarías de la Defensa Nacional y la Marina Armada.

    Continuar leyendo

  2. Coma inducido al NAIM

    Si por los discutibles “pueblos originarios” que se oponen al nuevo aeropuerto en Texcoco hablan agrupaciones y personas de tan descalificada probidad como la regresiva Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación o el obispo de Saltillo, Raúl Vera (negociador-tapadera de pederastia clerical), pareciera que hay un resquicio de esperanza en que Andrés Manuel López Obrador corrija su insensato capricho y ordene la continuación de la obra.

    Continuar leyendo