ÚLTIMA HORA Activan código rojo en Guaymas, Sonora, tras ataque armado al Palacio Municipal

En el año de 1977 el licenciado Reyes Heroles, fungía como secretario de Gobernación del presidente José López Portillo quien había llegado a la jefatura del Poder Ejecutivo como único candidato del proceso electoral. Esto fue factor para que bajo la conducción de un político de reconocida honorabilidad como lo fue don Jesús, se hiciera un intento para abrir la puerta de la democracia en el país mediante una Reforma Política.

Como autor intelectual de la precitada reforma, Reyes Heroles diseñó la Ley Federal de Organizaciones Políticas y Procedimientos Electorales (LOPPE) la cual, entre otras cosas, otorgó el registro a organizaciones políticas hasta entonces clandestinas como el Partido Comunista. La idea era la de garantizar la presencia parlamentaria de todas las siglas y corrientes ideológicas.

Cuando el secretario de Gobernación, presentó un bosquejo de la ley al presidente, éste le objetó a su colaborador: Jesús, creo que la ley le va a dar fuerza a la izquierda y eso puede ser peligroso. Presidente —respondió el secretario— no te preocupes, la izquierda mexicana es como los murciélagos, se maneja bien en la oscuridad, pero si le prenden la luz chocan unos contra otros.

Lo dicho por el veracruzano, hijo de español, lo que le impidió ser presidente de la república, se confirmó en el PRD colapsado por la división interna y que hoy causa pena ajena coaligado al PRI y al PAN —cuyo presidente es un gran pronosticador de derrotas—.

Pero las palabras de Reyes Heroles volvieron a cobrar vigencia tras lo que provocó la sesión extraordinaria del Consejo Nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) celebrado el sábado pasado en el que estuvieron presentes 158 consejeros de manera virtual. Sólo se dieron dos minutos para la intervención de cada consejero.

Tal vez la insuficiencia de tiempo para expresar sus disentimientos motivó que Paco Ignacio Taibo II, un funcionario que, dobladamente, funciona: director del Fondo de Cultura Económica y promotor de la lectura a todos niveles, quien además es consejero del partido en el poder, recurriera a un video que apareció en las redes sociales el pasado lunes.

En la pieza audiovisual, el también escritor, manifestó que Morena está en gresca permanente por la obtención de cargos, y elige a sus candidatos de maneras muy discutible. Expuso que su tarea como impulsor de la lectura le permite estar en contacto permanente con la base social que se pregunta: ¿Cuál partido? ¿Dónde está? Morena —afirmó— está en crisis: “Los temas laborales no son ajenos; los temas de la sociedad no son ajenos. ¿Qué tenemos en realidad? Un partido cargado de desprestigio”

Se quejó de las múltiples fallas del partido como no tener una posición clara de apoyo al movimiento feminista. Cuestionó el control y la rendición de cuentas de los recursos económicos de la institución. Aseguró que Morena ha preferido postular a priistas como candidatos en lugar de favorecer a correligionarios de izquierda.

La emprendió contra el dirigente morenista, el ebradista, Mario Delgado: “Mario, si no entiendes qué piensa el país de Morena, renuncia, no hay bronca, súmate a lo que puedes hacer y algunas veces has hecho muy bien defendiendo la contrarreforma energética”.

También raspó —y de qué forma— al senador y aspirante a la candidatura presidencial, Ricardo Monreal, al que acusó de ser “insigne activista permanente de las luchas internas y grillas” y de impulsar candidaturas de la nueva derecha. No lo dijo Taibo, pero supongo que se refería a Sandra Cuevas, alcaldesa de Cuauhtémoc por la coalición Va por México a la que —se dice— respaldó Monreal.

Lo anterior prueba que los murciélagos empiezan a chocar entre sí. ¿Los choques tendrán que ver con la carrera por la candidatura presidencial del 2024, carrera de la que AMLO dio el banderazo demasiado temprano?

Pregunta al viento
¿Decir que la UNAM se hamburguesó significa que la cafetería de la Facultad de Filosofía y Letras fue concesionada a McDonald’s?