Durante el sexenio de López Portillo estalló la crisis petrolera provocada por la OPEP. Ante el desplome de los precios, el director de Pemex Jorge Díaz Serrano bajó el precio al crudo mexicano, “para conservar los clientes”.

José Andrés de Oteyza y otros funcionarios convencieron a López Portillo que Díaz Serrano se equivocaba: “Mantengamos los precios altos, los clientes volverán”. No volvieron y sobrevino la crisis.

Al estallar, López Portillo dijo a Díaz Serrano: “…me equivoqué, Jorge”. La respuesta fue: “… no, señor presidente, el Presidente de México no se equivoca. Hoy tendrá usted mi renuncia”. Dirán, eran otros tiempos. Sí, pero también eran otros hombres.

¿Legal el activismo del IFAI?

Ya es ley y es absurdo cuestionar que el IFAI pugne por dar acceso a la información del sector público, como el reclamo para que un banco haga públicos los contratos de crédito para gobiernos locales.

Sólo un jurista puede decir si tal reclamo no viola la confidencialidad de las operaciones bancarias. Aquí sólo me parece que el tono del reclamo del IFAI suena a activismo político.

Los argumentos y juicios de valor sobre las deudas estatales y los abusos de algunos gobiernos contenidos en la argumentación del IFAI tienen esa connotación. Y, pregunto si el activismo político es parte de las facultades del instituto.

Pensiones: ¿qué quieren hacer?

Son muchos los economistas y especialistas en asuntos financieros los que advierten una y otra vez que el sistema de pensiones es una bomba de tiempo.

Quizá los expertos tienen razón. Pero el hecho es que ninguno de los sombríos diagnósticos contiene las recetas correspondientes. Ninguno dice cómo salvar al sistema de pensiones del desastre financiero.

A veces algunos dan recetas, pero todas ellas significan el desmantelamiento del sistema, lo cual es absurdo en un país como México que arrastra un pesado lastre de pobreza y desigualdad. A veces la lógica financiera sólo conduce al abismo de los estallidos sociales.

NOTAS EN REMOLINO

La táctica de muchos pejista de closet es crear la impresión de que las renuncias por goteo pueden ser hemorragia para el PRD. Del eventual éxito de esa táctica lo sabremos el próximo siete de junio. Mientras, todo pronóstico es “wishful thinking”… ¿Por qué no se publicitó que el panista Luis Alberto Villarreal fue exonerado por la PGR de responsabilidad en el escándalo de los “moches”?… El error cometido por el gobierno foxista de darle la toma de nota al dirigente minero Napoleón Gómez Urrutia se paga ahora cuando éste pone condiciones para abandonar su dorado exilio en Canadá… Algunos creen que se empoderó a la CNTE al negociar con ellos. Olvidan mencionar que la opción era alentar aún más violencia al negar respuesta a algunas reclamaciones legítimas… No nos entusiasmemos con la eventual producción de etanol. A juzgar por la experiencia norteamericana, en algunos casos ocurre que sale más caro el caldo que las albóndigas… Aunque nos disguste, las batallas electorales no son guerra florida, por el contrario, suelen ser sucias. Después de todo es la lucha por el poder… Al menos yo estoy seguro de nunca haber votado por idiotas. Quizá algunos han salido pillos, pero voto por idiotas, nunca en 47 años de acudir a las urnas…