La ignorancia, y no la inteligencia, es la que crea al caos.
Florestán.

El jueves, el fiscal de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca, me confirmó que los dos asesinados a tiros en el hotel Xcaret eran canadienses y que de acuerdo con información de la Policía Montada pertenecían a una banda del crimen organizado, que fue en un ajuste de cuentas, y que también participaba en la investigación el FBI y la DEA.

Esto fue confirmado por el gobernador Carlos Joaquín y al día siguiente, viernes, llegó a la mañanera donde el presidente López Obrador dijo que pediría un informe al embajador Ken Salazar sobre esa intervención, que no se oponía a que se trabajara en forma coordinada con agentes extranjeros siempre y cuando haya información de por medio y no se viole la soberanía nacional.

A esto, Joaquín dijo que al presidente le dieron información equivocada, porque yo hablé de intercambio de información.

El embajador Salazar respondió el domingo, confirmando las labores de los agentes estadunidenses en Quintana Roo y que operaban en el marco del nuevo programa Bicentenario de cooperación y que combatir el tráfico de drogas, personas, armas y violencia es una responsabilidad de los dos gobiernos.

El diplomático habló antes de iniciar en Cancún, una reunión de seguridad binacional, también al amparo de dicho acuerdo.

El punto es que la falta de comunicación y las versiones encontradas crearon este malentendido, por decir lo menos, que llegó al presidente de la República y llevó a una serie de aclaraciones, escenario que no facilita la lucha contra la delincuencia organizada que, pese a todo, sigue avanzando.

RETALES

1. ALTURA.- Mario Delgado fue a Durango a ratificar a Alma Marina Vitela como candidata de Morena al gobierno de ese estado y fue abucheado al grito de corrupto, traidor y le lanzaron huevos, por lo que tuvo que escapar. Luego los llamó ambiciosos vulgares que solo manchan al gobierno de López Obrador. Siguen en el método de culpar de sus conflictos al presidente, cuando las broncas son suyas, no pueden y reparten;

2. TESTAMENTO.- Después de que el presidente dio a conocer la existencia de su testamento político, el pasado sábado 22, al día siguiente de su cateterismo, cambio la conversación de su salud a su testamento. Ayer, Claudia Sheinbaum lo calificó de un legado a la Nación mexicana. ¿Cómo puede un documento secreto ser un legado a la Nación sin saber de qué se trata? Es la sucesión; y

3. BENEPLÁCITO.- El del gobierno español para Quirino Ordaz lo dio a conocer Marcelo Ebrard de inmediato. El de Pedro Salmerón, que dijo la canciller panameña que ya había mandado la respuesta a la SRE, no. Y es que se lo deben haber negado. De otro modo lo hubieran celebrado. El silencio es el espacio que se están dando para negociar con el gobierno de Panamá, a ver si lo cambia y así complacer a Palacio.

Nos venos mañana, pero en privado.