Sumarísimo: Hacen del crítico enemigo y de éste traidor a la Patria. Así los juicios en los tiempos estelares de la 4-T.
Florestán.

La reforma constitucional de revocación de mandato fue aprobada en diciembre de 2019 con los votos en bloque de Morena y satélites.

            Hoy que se quiere aplicar lo que sacaron como quería el presidente López Obrador, unos y otro denuncian violación a la ley ¡que ellos aprobaron! Y que apunta que para que el resultado de la consulta sea vinculatorio tiene que participar el 40 por ciento de los anotados en la Lista Nominal de Electores, 93 millones 129 mil, lo que significa que el 10 de abril vayan a las urnas mínimo 37 millones 250 mil ciudadanos.

            Y lo veo difícil por esto: en las elecciones de 2018, López Obrador logró lo nunca visto: 30 millones 113 mil 483 votos, 53 por ciento del total. Tres años después, en las intermedias de 2021, Morena apenas superó la mitad con 16 millones 136 mil votos y le faltarían 21 millones 114 mil votos para llegar al constitucional 40 por ciento, lo que no les importa pues de todos modos el presidente y los suyos celebrarán la ratificación, se cumplan o no los requisitos legales de la revocación.

            Por eso no importa el ir o no a votar.

            El resultado está descontado y su uso electoral también.

            Y López Obrador cumplirá su mandato del 30 de septiembre de 2024 como marca la Constitución que el uno de diciembre de 2018 protestó guardar y, ojo, hacer guardar.

RETALES

  1. AVIONES.- El presidente viajó el jueves por la tarde a Tijuana y allí irá a Coahuila y a Nuevo Laredo y tomó la decisión de trasladarse en lo que llamó aviones oficiales, es decir, de la Fuerza Aérea, como lo han hecho todos sus antecesores en el TP-01. Lo hará porque, dijo, no hay vuelos comerciales entre estos destinos. Ojala lo traslade a la práctica, por la salud del presidente de la República y de la Nación. Verá, presidente, como no le pasa nada. Por cierto, del TP-01 nada, ¿verdad?
  2. ECO.- Claudia Sheinbaum ha entrado en círculo que solo le ayuda, y ya no sé qué tanto, con la feligresía del presidente, con la que desconozco si le alcancen los votos para 2024 no estando él en la boleta. Ayer declaró que el INAI debería tener, dijo las suficientes atribuciones para dar a conocer los ingresos de los periodistas. Muy fácil, Claudia, cambia la ley. Eso mismo tendría que ampliarse para los cercanos de los servidores públicos. Hagamos memoria. ¿Ok?; y
  3. ENGAÑO.- Ayer, uno de los bufones de la mañanera, que ya también trabaja para la tardía conferencia de la jefa de gobierno, me atribuyó una afirmación que nunca hice, y Sheinbaum, que la dio por buena, afirmó que lo que yo, supuestamente había dicho, era falsofalso, repitió. Y no, Claudia, falso es lo que me atribuyeron y tú diste por bueno. Por cierto, lo que sí es falso, mentira, pues, es lo que dijiste ayer de que hay periodistas que ganan ¡35 millones de pesos al mes! Otro embuste.

Nos vemos mañana, pero en privado.