Las sendas del Frente MX

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Una primaria para elegir al candidato del Frente por México —la coalición electoral que sumará al PAN y al PRD por primera vez en una campaña presidencial— ha quedado prácticamente cancelada. Eso y la negativa de admitir a Nueva Alianza en esta coalición opositora han puesto al exgobernador de Puebla, Rafael Moreno-Valle, en una situación límite.

Una primaria para elegir al candidato del Frente por México —la coalición electoral que sumará al PAN y al PRD por primera vez en una campaña presidencial— ha quedado prácticamente cancelada. Eso y la negativa de admitir a Nueva Alianza en esta coalición opositora han puesto al exgobernador de Puebla, Rafael Moreno-Valle, en una situación límite.

Y es que el método para seleccionar al candidato presidencial del Frente MX —que está por definirse— podría conjuntar encuestas, grupos focales y una “consulta a notables”, que no son otros más que los líderes políticos, los intelectuales y los representantes de las ONG con los que se han comprometido a construir una agenda para resolver los problemas nacionales.

El PRD pondría a Miguel Ángel Mancera, a Silvano Aureoles o a Cuauhtémoc Cárdenas —en un remotísimo e hipotético extremo— pero los términos de la negociación que involucra a las dirigencias nacionales del sol azteca y del PAN pasan necesariamente por la potestad de proponer al abanderado presidencial, que quedaría en el terreno del blanquiazul.

¿Acaso Moreno-Valle será el retador de Ricardo Anaya? ¿O Miguel Ángel Mancera, quien no sería propuesta del perredismo sino de los ciudadanos de a pie? El singlado del Frente MX quedará definido en las próximas dos semanas. Y el 14 de diciembre quedará registrado ante el INE.

El método para seleccionar a su abanderado a Los Pinos y el resto de las candidaturas ocupa mayoritariamente el tiempo de las negociaciones. Pero en el centro de la coalición está una plataforma común que enfatiza los cambios legales que materialicen un gobierno de coalición y democraticen el ejercicio del poder. La agenda del Pacto por México que quedó pendiente, pues.

Si el abanderado frentista llegara a Los Pinos —acordaron los líderes del PAN y el PRD— el jefe de gabinete tendría que ser sometido a la ratificación del Congreso y los integrantes del gabinete, aprobados por mayoría absoluta del Legislativo, lo mismo que el Plan Nacional de Desarrollo.

La moción de censura y las sesiones de control —reuniones mensuales obligatorias con el jefe del gabinete— también quedarían dentro de las nuevas medidas para un “verdadero contrapeso” al Ejecutivo federal.

En el campo parlamentario, un golpe de timón: la elección de los presidentes de las mesas directivas de ambas cámaras sería por periodos completos (tres años en San Lázaro y seis, en la Cámara Alta) para garantizar el desahogo de las agendas legislativas.

Y, sin duda, la autonomía de la PGR, a través de la creación de la Fiscalía General de la República y fiscalías autónomas en los estados y el Distrito Federal. Además, por supuesto, de la autonomía de la Fepade.

Tales propósitos, en cualquier caso, formarían parte de la plataforma electoral que defenderán los candidatos del Frente que competirá en las elecciones federales. En las nueve entidades en las que se renovarán gubernaturas y congresos locales podrían concurrir separados —como ya anticipó Movimiento Ciudadano en Jalisco y seguramente ocurrirá en Veracruz— o en alianzas locales que congreguen a partidos locales y a las fuerzas nacionales.

El PAN y el PRD irían contra las bases moreno-vallistas en Puebla, inclusive, si el exgobernador de aquella entidad rechazara las posiciones con las que compensarían su “declinación” en la nominación presidencial; entre éstas, la candidatura de su esposa, Martha Erika Alonso, por la primera magistratura en aquella entidad oriental. En cualquier caso, la presencia del morenista Luis Miguel Barbosa y del independiente Enrique Cárdenas fragmentaría el voto y pondría en predicamento la hegemonía de la derecha.

¿Y en la Ciudad de México? La cúpula perredista está consciente de que la única posibilidad que tienen de retener el gobierno central y la mayoría de las delegaciones, así como de construir una mayoría estable para la Asamblea Legislativa, pasa por una coalición con el PAN.

EFECTOS SECUNDARIOS

COMPETIDORES. Juan Manuel Portal termina su periodo al frente de la Auditoría Superior de la Federación. Entre los aspirantes a ese cargo están el subsecretario Raúl Sánchez Kobashi, exsecretario de Finanzas del gobierno del estado de Puebla, y de Alejandro Torres Palmer, también exsecretario de la Contraloría en aquella entidad. La injerencia poblana en este proceso es notoria, pues el perredista Luis Maldonado Venegas preside la Comisión de Vigilancia de la ASF en San Lázaro y allí también está, con mucha influencia y activismo, el moreno-vallista Eukid Castañón.

ALERTA. Andrés Manuel López Obrador advirtió sobre la irrupción en México de Cambridge Analytica, una firma londinense de análisis de datos que se especializa en lo que se denomina perfiles psicográficos y que recientemente ha tomado fama mundial porque se le investiga en Estados Unidos por la posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia durante las elecciones del 2016. Ese despacho tendría como aliado estratégico al Gabinete de Comunicación Estratégica. Por lo menos desde el 2015, el ciberespacio es el nuevo campo de batalla en el que las fuerzas políticas denigran a sus adversarios completamente al margen de la regulación electoral, que no sanciona a Facebook, Twitter o Youtube.

  1. Acapulco News

    Como Betty la fea se refería David Jiménez Rumbo —diputado federal con licencia y aspirante a la candidatura del PRD a la alcaldía de Acapulco— a la ex secretaria general del partido del sol azteca y actual candidata al Senado, Beatriz Mojica Morga. Pero desde hace dos meses, luego de que el Frente por México nominara a Joaquín Badillo Escamilla, el legislador alude a la lideresa calentana con desdén: la Malinche, le llama en explícito tono homofóbico.

    Continuar leyendo

  2. Lozano versus Napito

    Javier Lozano pasó el fin de semana en Tijuana, en el cumplimiento de sus funciones como asesor de José Antonio Meade, junto con Luis Madrazo, José Ramón Martel, Armando Ríos Piter y Aurelio Nuño, participó en los simulacros del debate electoral en los que el publicista Carlos Alazraki llevó mano a la hora de definir los “posicionamientos de contraste” con los demás contendientes por la Presidencia de la República.

    Continuar leyendo