La vinculación de la consulta será moral

Amador-Narcia

Amador NarciaLiberales y Conservadores

El interés por participar que ha despertado la primera consulta popular de este tipo, a pesar de los esfuerzos morenistas y el dinero tirado en balde, es minúsculo

Hace unas semanas escribí aquí sobre la que definí como la “Consulta Gansito”, “patito”, en realidad, pero para alinearla con la sentencia Lópezobradorista de “me canso ganso”.

La ironía no tiene nada que ver con razones políticas o ideológicas sino con su utilidad real.

Para que tuviera consecuencias legales tendría que expresarse a favor el 40 por ciento de los ciudadanos empadronados. Sería extraordinario que ocurriera así por lo que la única vinculación será “moral”.

La primera consulta popular de este tipo no es tema, no genera polémica y el interés que ha despertado, a pesar de los esfuerzos morenistas, es minúsculo.

En balde el dinero que han tirado sus torpes promotores haciéndola presente en su diario favorito, en las calles y hasta en el Metro.

De hecho, el INE ordenó a las bancadas de Morena dejar de realizar propaganda sobre la consulta popular de este domingo. Argumentó que son sujetos obligados a cumplir con el resultado de la consulta y por ello la autoridad no puede permitir que inclinen la balanza por el sí o por el no a la pregunta que se hará. Esto luego de que, aseguró el INE, ordenaron inserciones pagadas en La Jornada, periódico al que también el INE prohibió continuar con estas publicaciones, aunque ya hubieran sido contratadas.

El presidente López Obrador ha sido renuente a hablar del tema por la “veda electoral”, que de violarla provocaría sanciones o amonestaciones del INE. Así que, sin ese impulso definitivo, el de la “mañanera”, la consulta está ausente del interés general.

De confirmarse esto, mañana domingo, la costosa consulta (más de 523 millones de pesos) será meramente testimonial.

El Presidente ha insistido en que la consulta es para decidir si se enjuicia o no a los expresidentes de México, por supuestos delitos cometidos.

La pregunta que se hará mañana, elaborada por la Corte, no los menciona:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?

Lorenzo Córdova, presidente del INE, dijo que quien diga que se preguntará otra cosa está engañando a la ciudadanía.

Monitor republicano
El miércoles pasado, articulistas y columnistas de EL UNIVERSAL publicaron una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador donde responden a las menciones con que ha estado “sembrando la idea de que toda crítica a su administración tiene un interés ajeno al periodismo”. Le aclaran que “ELUNIVERSAL no da línea a sus colaboradores (…) ni les pide que formen parte de campañas de ningún tipo. Quienes aquí escribimos somos dueños de nuestras voces, de nuestras plumas, de nuestras opiniones (…) movidos no por intereses políticos ni económicos, sino por la búsqueda de un periodismo independiente, riguroso y crítico”.

Lo suscribo totalmente.

En un año que he tenido el privilegio de colaborar con este diario (lo cumplo mañana, 1º. de agosto) jamás me han acotado ni sugerido nada siquiera.

Acudiendo a los usos y tonito presidenciales habría que decir que “el león cree que todos son peludos”.

Actores políticos, periodistas, lectores y audiencias no podemos olvidar lo que escribió don Juan Francisco Ealy Ortiz en su mensaje al presidente López Obrador: “la libertad de prensa no se agradece, se ejerce”.

Menú de accesibilidad