Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

La salud del Presidente

victor-mendoza1

Víctor Mendoza LambertEl Serrucho

Lo que sí queda claro es qué el Presidente es un hombre de carne y hueso, es un ser humano como cualquiera y que las enfermedades también lo atacan y lo atacan fuerte

Fue tanta la presión en las redes sociales que el Presidente López Obrador en pleno proceso de recuperación se vio obligado a dar un mensaje mostrando relativa fortaleza y entereza.

Ahora sí que contrario a lo que hemos visto, el mandatario mexicano tuvo que hacer un esfuerzo extraordinario para caminar por uno de los pasillos de Palacio Nacional e ir hablando sobre su recuperación del contagio de COVID-19.

Por supuesto que se le vio cansado y con cierta dificultad para caminar, con poca fuerza en sus piernas para desplazarse por el histórico Palacio Nacional. Pero también debemos de reconocer que fue importante hacer ese esfuerzo y esa presentación para acallar los rumores que eran incontrolables y en donde el fenómeno del fake news expansivo no cesaba, me refiero a una supuesta enfermedad relacionada con un derrame cerebral.

Ahora que ya se sabe que López Obrador realmente está infectado del virus, cambió radicalmente el tema, la agenda que le pusieron fue detenida de forma tajante y por supuesto que tendrá unos días más para recuperarse y volver a retomar su actividad.

Foto de Presidencia de la República

 

Lo que sí queda claro es qué el Presidente es un hombre de carne y hueso, es un ser humano como cualquiera y que las enfermedades también lo atacan y lo atacan fuerte.

Muchos piensan que después de pasar por este proceso de contagio cambiará su actitud y más aún deberá ser un promotor para mantener los protocolos y evitar volver a ser contagiado. No será nada extraño que veamos al Presidente con cubrebocas recomendando cuidarse y estar atento al problema, de no ser así, miles de mexicanos seguirán haciendo lo que se les antoje.

También sabemos que en cuanto pase todo el malestar deberá ser vacunado para darle una mayor seguridad y sobre todo tranquilidad al mandatario y a su familia. Nada tendría de extraordinario que lo hiciera pues al fin y al cabo es el Presidente de México y por lo mismo tiene una responsabilidad mayor que atender y ya no se puede dar el lujo de enfermarse o de tener una recaída que pudiera ser peligrosa.

Así que al Presidente lo sacaron de su cama, le hicieron quitarse la pijama y ponerse su ropa de trabajo,  se vio obligado a caminar para mostrar su salud y le interrumpieron un proceso de recuperación muy importante, pero así es la chamba de un mandatario, tiene que mostrar la mejor cara en el peor de los momentos.

 

De ida

Independiente de la enfermedad del Presidente, es momento de tener una estrategia para combatir el covid y digo que es momento porque a un año de aparecer el virus en nuestro país, todo ha sido bla, bla, bla, bla, es preocupante ver las estadísticas de contagios y de verdaderos muertos, es lastimoso ver que nuestros trabajadores de la salud mueren y que ni siquiera existen vacunas suficientes para médicos y ancianos, México es un claro ejemplo de lo que no se debe hacer y de ahí el cierre de fronteras, nos están aislando del mundo por una sencilla razón, somos un país contagiado y enfermo tanto de covid, como de populismo.

             

De vuelta

Ya huele a febrero y todavía no sabemos nada, absolutamente nada de las vacunas, se supone que en este mes comenzaría la vacunación masiva para hombres y mujeres de la tercera edad y solo algunos de ellos, me refiero a los que están en las listas de los siervos de la nación han recibido una llamada preguntándoles si quieren o no vacunarse. Sólo eso, ninguna fecha, ninguna explicación apropiada de que vacuna, ni siquiera un aproximado.

De ahí la desconfianza, de ahí que muchos ancianos prefieran declinar la vacuna que se les está prometiendo.

Pareciera que vivimos dentro de un foro teatral donde todo es actuado y solo vemos promesas.

Urgente que el Gobierno Federal se ponga las pilas y más urgente que los gobiernos estatales y municipales dejen de ser comparsa y exijan lo que merecen sus gobernados.

 

Aserrín

Ahora sí que ya comenzaron las campañas políticas y poco muy poco se sabe de ellas, aquellos que piensan que por pagar un dineral en redes sociales y aparecer en direcciones de Facebook, Twitter, Instagram y todas esas redes ya es suficiente, les puedo decir algo, nadie los ve, para tener presencia se requiere tener fuerza mediática y hasta ahorita todo han sido rollos y más rollos.

 

Víctor Mendoza Lambert, director de Grupo Entre Todos.

Correo: [email protected]

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Victor Mendoza Lambert

Menú de accesibilidad