La nueva imagen de Cuba

laura garza

Laura GarzaEnfoque Manual

Los gritos, la desesperación de las madres que buscan a sus hijos o que los ven morir tras ser golpeados por los militares, son brutales

Por mucho tiempo hemos sostenido en la memoria la imagen del Ché Guevara en blanco y negro, aquella que tomó el fotógrafo Alberto Díaz, mejor conocido como Korda en los 60´s y que eventualmente se volvería en un ícono de la Revolución Cubana.

El retrato se hizo famoso tras la muerte del Ché Guevara, ocho años después. Una imagen que representaba las causas justas de la izquierda, se adentró al mundo opuesto del capitalismo y se convirtió en una imagen que fue impresa en todo tipo de artículos.

Las luchas sociales, Cuba, su revolución y el Ché han sido las imágenes que hemos retenido y que hasta la fecha conservamos a la hora de pensar en La Habana, superando a los autos antiguos, sus calles olvidadas y su hermosa gente.

Pero la isla y sus jóvenes han entrando desde hace unos años en una nueva revolución, en el rompimiento de un estilo de vida que lo que menos les ofrece, es eso: vida.

La llegada del internet les ha abierto una enorme puerta para hacerse escuchar entre exigencias, quejas y reclamos por la falta de oportunidades para crecer, viajar, alimentarse, tener acceso a una mejor vida en todos los sentidos.

La última vez que pude viajar a la isla, justo en la muerte de Fidel Castro, los jóvenes eran otros, la mayoría vestía de marcas deportivas estadounidense, tenían celulares con conexión a wifi en ciertas esquinas y aunque fuera más que lento el servicio, los veías allí sentados y clavados en un mundo lejano y casi inalcanzable para ellos.

Ahora Cuba y su gente se ha lanzado a las calles para protestar y demandar lo que ya no están dispuestos a tolerar: la represión, la falta de oportunidades, la carencia de alimentos, la ausencia de medicamentos y vacunas para la población contagiada por el Covid19.

Se han unido más de 20 países para condenar los arrestos y las detenciones masivas a raíz de las protestas de principios de mes, porque han secuestrado, desaparecido y a otros enviados a prisión a periodistas, fotógrafos, comunicadores y jóvenes que salieron a gritar “Patria y vida”.

Yoani Sánchez como una de las periodistas más seguidas en Twitter nos ha ido narrando el abuso a los derechos humanos que se han dado en la isla o a través de Yusbani Pérez quien también nos mantiene cercanos a los cortes de internet y a la violencia que aturde en las calles.

El enojo va al alza, aquellas ideas “revolucionarias” y el respeto a la imagen de Fidel Castro se resquebrajan, se desmoronan y el mundo entero quiere ayudar a que las voces de todos aquellos cubanos que han estado saliendo a la calle a alzar la voz, sean más que escuchadas.

Los gritos, la desesperación de las madres que buscan a sus hijos o que los ven morir tras ser golpeados por los militares, son brutales.

La fotografía de hoy es una imagen que debería de colocarse como un ícono del 2021, de la fuerza embrutecida de la dictadura castrista y de la continuidad del actual gobierno que sigue reprimiendo a quien opina diferente y sale a las calles a exigir libertad.

Una escena dolorosa y ensangrentada, en donde un joven que simula ser parte de los militares de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior amaga, reprime y golpea a una joven que su única arma está en su garganta.

Estoy segura es el inicio de una revolución que deberá de darle vida a la isla, que sus jóvenes valientes, aguerridos y hartos de tanta miseria y de luchar por un kilo de arroz o de atención médica para su familia tomarán tarde que temprano.

Ken Cedeno, fotoperiodista norteamericano quien trabaja la mayor parte del tiempo en Washington, pero que tiene la libertad de cubrir situaciones en conflicto en donde sea para las agencias Reuters, United Press International y SIPA Usa está allá fotografiando lo que todos debemos de ver.

El Ché Guevara, el pueblo aclamando a Fidel y los ancianos jugando dominó en las calles, terminarán por derrumbarse de nuestra memoria, si la violencia va en aumento, si la represión sigue siendo vista por los ojos del mundo entero y entonces, aunque nos duela, nos llene de impotencia y nos llenemos de repudio, estas serán las imágenes que harán revivir a La Habana, esto es lo que quedará en la historia como el fin de una era de vivir a cuentagotas.

El Ché decía “La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella” y no dudo que los jóvenes la lleven en el alma, pero no para ser lo que antes eran, sino para vivir en libertad.

Foto: Ken Cedeno / Instagram @ken_cedeno
Menú de accesibilidad