Como si se tratara de una historia paralela a la de muchos otros procesos, este 2021 ha finalizado en cuanto a partidos oficiales con más incertidumbres que certezas en relación a lo que la Selección Mexicana puede ofrecer en una hipotética Copa del Mundo. El drama ha regresado y como si se tratara del pan de cada día, el entrenador del TRI vuelve a ser el hombre más cuestionado del país.

(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )
(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )

Cuando Gerardo Martino tomó el cargo de Director Técnico de la Selección Nacional de México, la aprobación fue total por parte de directivos, ex futbolistas y afición, el objetivo estaba claro: trascender en Qatar 2022, dando por hecho la calificación y las victorias en la zona, 3 años después la realidad ha tocado a la puerta.

(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )
(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )

Es un hecho que el equipo ha venido de más a menos, aquella Copa Oro ganada en 2019 con algunas ausencias es por mucho, el mayor logro de Martino al frente de TRI, la goleada recibida ante Argentina era su única referencia negativa, hasta que aparecieron las tres derrotas de este 2021 ante los Estados Unidos, si de por sí, perder ante los norteamericanos es sinónimo de crítica, hacerlo 3 veces en un lapso de 6 meses, duele y en serio.

(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )
(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )

Ahora ante Canadá, en la previa, se habló más de la cancha y el clima, que de lo futbolístico donde de nueva cuenta y a la postre, los errores individuales pusieron contra la pared el proceso. Si bien es cierto nada está perdido, el drama se disfraza de fatalismo y se pone en duda la calificación al mundial, situación que en lo particular considero poco probable y es que el Calendario ya ha entregado la parte más compleja del mismo.

(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )
(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )

Faltando 6 partidos eliminatorios, el equipo de Martino no tiene de qué preocuparse si medianamente la lógica se impone y se aprietan las respectivas tuercas, de esos 6 partidos, El TRI recibe 4 y para como andan las cosas, jugar sin gente -por castigo de la FIFA-podría ser el mejor aliado para un equipo mexicano que no está entendiendo cómo manejar las revoluciones y la presión camino a una Copa del Mundo.

México asistirá al Mundial, no tengo dudas, el pobre nivel de la zona permite que de los 8 participantes, solo 4 sean contendientes, el problema viene con lo que se promete, o se visualiza. Gerardo Martino venía para trascender en un mundial y a prácticamente un año de la copa del mundo, a este equipo le hace mucho trabajo táctico, le faltan variantes y muestra “poca sangre”, eso realmente tendría que preocupar a quienes apostaron por “El Tata”.

Sobre el nivel de Canadá o Estados Unidos, este no tendría que sorprendernos ya que ambas federaciones tienen muy claro su rumbo, allá en Norteamérica priorizan mandar futbolistas gratis a Europa a cambio de aumentar el nivel de su selección, acá, se sigue priorizando un negocio televisivo que cada vez interesa menos a la audiencia, donde el número 12 de la tabla puede ser campeón, donde hay extranjeros al por mayor y cuando llega una oferta por un mexicano, éste sólo puede irse a un costo alto.

Insisto, es momento de un profundo análisis, no solo es Martino, tampoco quien lo trajo, es un todo. El rumbo debe estar bien definido, con una liga como la que hoy tenemos, resulta imposible trascender, se puede ganar, perder o empatar, pero siempre se debe tener claro el por qué del resultado, y hoy, como siempre, solo se cuestiona al entrenador y no a los que han hecho de esta liga UN NEGOCIO LOCAL, QUE NO DA PARA MÁS.

(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )
(Fotos cortesía miseleccionmx e IMAGO7 )

HASTA LA PRÓXIMA.