Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¡Hugo no es su nana!

Amador-Narcia

Amador NarciaLiberales y Conservadores

Sí, las autoridades son responsables de la estrategia contra el COVID-19, pero también amplios sectores de la sociedad por cómo la han asumido

Leí con interés los comentarios sobre cómo se ha manejado la pandemia de Covid-19, en México, y la responsabilidad de quienes legalmente están encargados de atenderla.

Me mostró una vez más como está polarizado el país. En este momento, poco se puede hacer al respecto. La irritación que genera es tal que no hay argumentación que resulte convincente.

No me aparto una sola línea de lo que describí y opiné aquí la semana pasada, pero hay ideas que son rescatables. Sobre todo, las que tienen que ver con la corresponsabilidad. En eso estoy de acuerdo. Independientemente de lo que se haya hecho, mal hecho o dejado de hacer desde el Gobierno, la sociedad entera no ha sido ajena.

Frente al virus conviven el temor, la conciencia, el cuidado personal y el respeto de las normas sanitarias, pero también el descuido, la sinrazón, la ignorancia y la incredulidad de lo que enferma a todo el planeta.

Sí, las autoridades son responsables de la estrategia con que han enfrentado al Covid-19 pero también amplios sectores de la sociedad por la manera en que la han asumido.

¿Quién no ha visto la despreocupación de algunas personas que viajan en combis y camiones sin protección, que se enojan cuando se les pide que usen cubrecobas en los lugares públicos, que lo tiran después de que se los regalan en el Metro, que rechazan las mínimas normas de sanidad, que son desconsiderados con quienes los rodean, que simplemente no creen que hay un virus que los puede matar, que piensan que es un invento del Gobierno? Y los que hacen fiestas y las presumen en sus redes sociales y publican como transgreden en sus vacaciones la más elemental sana distancia. Muchos no entienden hasta que se enteran qué murió alguien cercano o conocido.

Escribe Leticia Juárez en la cuenta de Facebook de EL UNIVERSAL OPINIÓN: “Claro que hay alguien a quien culpar (…) no es más que pura irresponsabilidad nuestra por necios, incrédulos y rebeldes. Los culpables somos nosotros mismos”. Javier Martínez: “El Dr. Gatell es epidemiólogo. No es la NANA de nadie”. Daniela Torres: “el doctor no es niñera!!!”.

@victorhangeles en Twitter: “… nosotros somos los más responsables de lo que pasa, unos por necesidad de alimentos y otra buena parte por necios”. @psicologosegura “(…) a López-Gatell se le juzgará si ha cometido errores”.

Otro ángulo muy interesante es el de la calidad de la alimentación y las enfermedades que complican el tratamiento del Coronavirus y que nos hacen vulnerables.

Luis Ramírez en FB: “(…) Yo dejar el pan, refresco, taquitos, quesadillas, etc, etc, ni madres; así la mayoría de los mexicanos”. Efraín Himnez en FB: “(…) Nunca jamás le hicieron un alto a la venta indiscriminada de los refrescos azucarados y tantas cosas que dañaron los cuerpos”.

Es un hecho que lo mismo han contribuido pobres y ricos. No es por falta de información. Cualquiera puede obtenerla hasta en su teléfono celular. Así que en el reparto de incumplimientos todos debemos hacer un ejercicio de reflexión.

Escribió Mitzi Yael en FB: “Por favor!! cada quien es culpable de su propio destino, si la gente siguiera las reglas otro sería el panorama”. Ninguno de estos argumentos justifica los resultados vistos hasta ahora de la estrategia gubernamental pero siempre es importante escuchar a quienes creen poder mostrar el otro lado de la moneda.

Monitor Republicano

¿Ustedes creen que obligaron a Lozoya a hacer lo que hizo, el sexenio pasado? Yo tampoco.

Menú de accesibilidad