Gasolina, un elemento que puede arder

joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

López Obrador está ante el problema más delicado en sus 40 días de gobierno, por la reacción social que ha tenido la decisión, necesaria e inaplazable, bien tomada pero mal implementada, de cerrar los ductos para acabar con el huachicoleo

Ya hasta al fuego amigo lo hicieron enemigo. Florestán.

El presidente López Obrador está ante el problema más delicado en sus cuarenta días de gobierno, por la reacción social que ha tenido la decisión, necesaria e inaplazable, bien tomada pero mal implementada, de cerrar los ductos para acabar con el huachicoleo, un delito que creció fuera de control en los últimos quince años. Las primeras noticias se tuvieron con Vicente Fox en 2002, lo que llevó a su secretario de Seguridad Pública, Alejandro Gertz Manero, a crear una división de la entonces Policía Federal Preventiva para combatirlo.

Pero siguió y alcanzó niveles inimaginables cuando el crimen organizado, ya en el gobierno de Felipe Calderón, se hizo cargo del negocio que creció en forma exponencial y en el anterior sexenio representó ganancias por sesenta mil millones de pesos en 2018.

Este delito nunca pudo darse sin la complicidad de especialistas en válvulas, rutas de ductos, operadores de cargas y autoridades municipales, estatales y federales y la impunidad legal porque siendo un delito grave, legalmente no lo es, procesando a tres de cada cien delincuentes detenidos.

Todo esto lo quiso combatir López Obrador pero, reitero, no la operaron con eficacia en la vertiente del suministro y luego quisieron operarlo vía redes y un comunicado, que aseguraba: no hay problemas de desabasto pero se trabaja para normalizar el abasto.

El conflicto había sido contenido a siete estados, pero en medio de la psicosis, anoche alcanzó la Ciudad de México.

Y lo que era una decisión indispensable, dar un golpe al huachicoleo, produjo un disgusto social por el desabasto, que es el que tienen que resolver ya, con gasolina, y no con declaraciones y redes desde donde nada van a arreglar y esto se puede descomponer, lo que no deseo.

Hoy será un día clave.

Espero la declaración del presidente de la República en el salón Tesorería y en el terreno, la operación urgente y eficaz del abasto de Pemex.

RETALES

  1. ACUSACIÓN.- Un error que el presidente de la República señale a un general brigadier como investigado por robo de combustible. Me refiero al brigadier Eduardo León Trawitz, exjefe de seguridad de Pemex. De ser procesado ya, tiene una violación al debido proceso y nada menos que del Jefe del Ejecutivo;
  2. DISTANCIA.- Arturo Zaldívar, nuevo presidente de la Corte, logró un acuerdo del pleno para reducir el salario de los once ministros un 25 por ciento. Pero dejó claro que no aceptará disminuciones a los de jueces y ministros, como señala la Constitución. Ahí está el primer mensaje de independencia; y
  3. ¡VA!.- Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, declaró: ¡La Guardia Nacional va porque va! Y seguro irá por el voto de los gobernadores. Pero si ¡si va porque va! se podrían ahorrar mesas de discusión. ¿Va?

Nos vemos mañana, pero en privado.

 

  1. El PES sí murió por la cola

    Ayer le planteaba aquí que el PES por el bolsillo muere, aireando la operación de ese partido desde el poder para obtener en tribunales lo que la ciudadanía no le dio en las urnas: su registro

    Continuar leyendo