El partido de don Felipe

manuel-ajenjo1

Manuel AjenjoEl Privilegio de Opinar

La nota del día la dio el expresidente del Partido Acción Nacional y del país, Felipe Calderón Hinojosa

Mientras los mercados se ponían más nerviosos que un cocodrilo en una fábrica de artículos de cuero por el monrealazo y el santalucianazo; el pasado domingo se llevó a cabo la elección de la dirigencia del Partido Acción Nacional. El resultado de la contienda favoreció a Marko Cortés. Manuel Gómez Morín, hijo de quien fuera el más conspicuo de los fundadores de esta opción política de derecha, fue derrotado. La nota del día la dio el expresidente del partido y del país, Felipe Calderón Hinojosa, quien renunció a Acción Nacional luego de 38 años de militancia.

“Porque el Partido Acción Nacional ha dejado de ser el instrumento de participación ciudadana para la construcción de un México mejor que pensaron sus fundadores (…) Porque ‘el consorcio’ que controla el PAN ha destruido su democracia interna, llegando al extremo de que durante los últimos años ninguna de las candidaturas relevantes del partido ha sido electa por los militantes, sino impuesta por designación a la membresía (…) Porque la destrucción de la democracia interna se ha hecho a través del uso indebido de los recursos que recibe el partido y el acceso privilegiado e inequitativo a la base de datos de la membresía en beneficio de dicho grupo”. Éstas, entre otras, son las razones, expuestas en una carta, de la dimisión de Calderón Hinojosa a su querido partido.

Días antes, don Felipe tácitamente manifestó su retirada del partido blanquiazul. En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva afirmó: “Creo que va a ser fundamental, sumarme, empujar, hacer lo que se me indique y lo que se necesite, para crear una organización política que pueda ser, a la vez de escuela de ciudadanía, reconstruir este carácter elevado sublime de servir a los demás a través de la política”. “¿Vas por un partido político? –preguntó Ciro. “Si me preguntas a mí, yo hoy Felipe Calderón, creo que es lo que hay que hacer (…) El PAN, por desgracia ya no es ese instrumento (…) Prefiero fallar en el intento a seguir así, a ver cómo se desmoronan muchas cosas de la vida pública y cómo la gente no tiene una alternativa política real de participación ni de intervención constructiva en asuntos que nos interesan a todos los mexicanos”.

Luego de su repliegue, a través de un comunicado el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, lamentó la renuncia de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y, al mismo tiempo, le endilgó algunos reproches al que fuera el segundo Presidente de la República de extracción blanquiazul y quien devolviera Los Pinos al PRI:  “Respetamos las razones de su decisión –dice el mensaje- la cual es propia de alguien que siente que una organización va por un camino distinto al que considera que debe seguir. En paralelo, miles de personas libres han solicitado su ingreso al Partido desde que hace seis semanas se reactivara el proceso de afiliación. Nos sorprende, sin embargo, que alguien con su capacidad no esboce la más mínima autocrítica por los errores que señala, muchos de los cuales comenzaron a incubarse y a potenciarse precisamente cuando él, como Presidente de la República, tenía el control del partido”. Duro y a la cabeza.

El partido

Toca a los analistas de la política, lo que saben o, dicen saber, si el partido político que planea don Felipe y que, obviamente, sería la herramienta fundamental para una posible campaña de Margarita Zavala como candidata a la presidencia del país, es necesario en las actuales circunstancias nacionales.

Lo que sí es un hecho es que la sola posibilidad de fundar una institución política a cuya cabeza quedaría don Felipe de Jesús se presta para la manifestación de humor. Aquí en El Economista, los compañeros y buenos amigos Perujo y Chavo del Toro, han sugerido, en sus cartones, sendos nombres para dicho partido: BAR y FOSA, respectivamente.

Yo quiero cooperar con algunos acrónimos con los que se puede identificar a la precitada organización partidista. Partido Etílico, Democrático y Ordenado (PEDO); Venga Señor Otro Partido (VSOP); Hermandad Institucional Calderonista (HIC);  Confederación Republicana Unida Democrática y Amada (CRUDA) Ejecutora Mexicana de Principios y Daños Colaterales (EMPDC).

Del Paso

Ayer murió a los 83 años de edad, el último de nuestros escritores de letras mayúsculas, Fernando del Paso. Autor de tres novelas fundamentales de nuestra literatura: José Trigo, Palinuro de México y Noticias del Imperio. Además de la novela negra Linda 67; varios libros de poesías y cuentos. Fue publicista, locutor, diplomático y dibujante.

Compartiré con los lectores este hermoso soneto de su inspiración: “Como oro, por rubio, es tu cabello./ El oro y el otoño, que es su hermano,/ se despiden volando del verano/ y viajan, río abajo, por tu cuello./ Y yo que me robé y guardé un destello/ en el hueco más claro de la mano/ una carta, en las hojas de un manzano/ te escribo con su brillo, la embotello/ en un litro de luz y te la envío/ y dice así: “El mar, mi casa entera,/ el corazón, mis ojos, cinco rosas;/ por ahogarme de nuevo en ese río/ de dorada quietud que no te diera:/ mi peso en oro, en sol, en mariposas.

[email protected]