TWITTER: @JLUIS_CUEVAS 
FB: EL PINTOR 
INSTAGRAM: @PINTOR_C

Qué tan importante puede ser un entrenador para sus dirigidos, qué tan plausible puede ser reconocer que no te alcanza para ser el líder del rebaño. Nunca mejor utilizado el término en Chivas, nunca mejor descrita la acción y expresión de José Cardozo y su salida del Guadalajara, esa que no evita que nos acordemos de la última buena etapa del Rebaño Sagrado.

Foto de El Universal.

Llama la atención la salida de Pepe, no el momento de Chivas y esto último es  precisamente lo más grave. Hace poco leía un estudio sobre los equipos y su grandeza, evidentemente Chivas es una de las franquicias con mayor afición en todo el mundo, dicho por su dueño Jorge Vergara “Chivas como marca en el futbol tiene un lugar top en el mundo”, pero también toda grandeza necesita estar cimentada con títulos.

Nadie se equivoca a propósito, nadie, José Luis Higuera me parece un tipo brillante en muchos aspectos, responsable en gran medida de los últimos éxitos del Rebaño, pero también, de los  últimos fracasos. Zapatero a sus zapatos dicen los que saben, y ahí quizá el problema de Chivas, una empresa que comercialmente nunca dejará de generar ingresos, no obstante, la empatía con la afición también tendría que importar.

AS México sacó una tabla muy interesante sobre los últimos 100 trofeos que han estado en juego en el futbol mexicano en los últimos 25 años y los respectivos títulos de cada club, es de miedo ver que América es el único “grande” que pelea en dicha tabla sin ser necesariamente el más ganador. El listado es liderado por  Pachuca con 12 trofeos, 6 Ligas, 5 Concacaf Liga de Campeones y 1 Copa Sudamericana, América y Toluca comparten el segundo sitio con 10 trofeos, de esa decena de campeonatos 7 del Toluca son de Liga MX, por 5 de América, tristemente Chivas ocupa la novena posición con 7  trofeos, 3 Ligas, 2 Copas, 1 Supercopa y 1 Concacaf, curiosamente 5 de esos 7 títulos los ganaron de 2015 a 2018 bajo la dirección técnica de Matías Almeyda.

Foto de Esto.

Si bien es cierto Chivas con Almeyda en la última etapa estaba a la baja, dicha crisis no fue el motivo para cortar el proceso, la fuerza que estaba ganando  Matías en el grupo era descomunal, el tema financiero agudizó la situación de la empresa tras la separación de Jorge Vergara con Angélica Fuentes y fue ahí precisamente donde la gestión y la prudencia no comulgaron, la venta de jugadores claves estaba repercutiendo en el grupo, ni los atrasos en los pagos fueron motivos para que el equipo no peleara por la Concacaf, no obstante el “común acuerdo” fue el más doloroso para los que siempre la pagan: Los Aficionados.

Foto de Chivas Pasión.

Al final, Chivas no trascendió en el Mundial de Clubes, la campaña de Almeyda para ser D.T. Nacional fracasó y hoy a pesar de su presente con el San José de la MLS, algunas voces dicen que es el candidato, la cláusula de salida es clara y hoy el D.T. natural del Rebaño  está a una llamada de Jorge Vergara, quizá esta crisis solo fue una gran lección para los que derrumbaron lo construido.

Chivas necesita tanto a Almeyda, como Matías al Rebaño, al final José Cardozo fue el menos culpable, su valentía para aceptar el fracaso pudiera ser su mejor ejemplo de liderazgo en su paso por el Rebaño Sagrado.

HASTA LA PRÓXIMA