El cortinazo y la transición


alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

El viernes 29 de junio, las puertas de las entidades que integran la administración pública federal, la Oficina de la Presidencia, la PGR y los órganos reguladores coordinados en materia energética, estaban cerradas a las 5 de la tarde. La veda previa a la jornada electoral cumplía sus primeras 48 horas y para la hora de la comida ya estaban selladas las puertas de los estacionamientos, con los vehículos oficiales aparcados.


El viernes 29 de junio, las puertas de las entidades que integran la administración pública federal, la Oficina de la Presidencia, la PGR y los órganos reguladores coordinados en materia energética, estaban cerradas a las 5 de la tarde. La veda previa a la jornada electoral cumplía sus primeras 48 horas y para la hora de la comida ya estaban selladas las puertas de los estacionamientos, con los vehículos oficiales aparcados.

A esas horas ya circulaba el oficio 307-A-1892 de la Unidad de Política y Control Presupuestario de la SHCP, dirigido a las instancias ejecutoras del gasto federal, con “disposiciones específicas para cierre del ejercicio presupuestario del 2018” que no serán aplicables al crédito externo —incluida la contraparte nacional—, los consulados y embajadas, el presupuesto de los ramos generales 19, 23 y 33, además del gasto no programable. ¿Su objetivo? Facilitar el cumplimiento de la meta de balance público.

En las últimas horas del primer semestre del 2018, la administración pública federal comenzó a bajar la cortina. Después del 16 de julio, las entidades públicas no podrán asignar plazas de carácter permanente ni eventuales; tampoco podrán contratar servicios profesionales por honorarios, con cargo al capítulo 1000, de servicios personales. ¿Y por outsourcing?

El último viernes de junio trajo otras sorpresas. En San Lázaro, la Auditoría Superior de la Federación entregó la cuenta pública 2017 a la presidencia de la comisión permanente del Congreso de la Unión. La revisión del gasto federalizado, empero, queda en segundo plano. En vísperas del arranque de la entrega-recepción, los equipos de Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto tendrán un primer punto de contacto: el presupuesto 2019 que deberá ser presentado dentro de dos meses a la nueva Cámara de Diputados. Esa propuesta contempla aumentar las partidas para adultos mayores y becas a los jóvenes, dijo el candidato triunfador de los comicios presidenciales en el salón Tesorería de Palacio Nacional, luego de su audiencia con Peña Nieto.

La promesa de reducir los sueldos de los altos mandos y superiores quedó incólume. Igual que la intención de prescindir de la custodia del Estado Mayor Presidencial y de los servicios de la flota aérea de la Marina y la Sedena para las giras. “Voy a ganar menos de la mitad de lo que actualmente gana el presidente, sin compensaciones”, insistió AMLO.

Mientras, la actual administración decidió congelar —a partir del próximo lunes 16— cualquier contratación, a excepción de los movimientos de servicios personales que deriven de la aplicación de la Ley del Servicio Profesional de Carrera en la administración pública federal; las obligaciones establecidas en términos de la legislación laboral; las reubicaciones o movimientos laterales por disposiciones de ley, así como aquellos derivados de reformas a reglamentos interiores o decretos de modificación de creación orgánico-administrativas.

El cortinazo ocurre tres meses antes de lo habitual. Para las contrataciones express y las adjudicaciones directas plurianuales quedarían apenas tres semanas. Y es que la circular de la SHCP estableció como fecha límite el 31 de julio del 2018; lo mismo en el caso de subsidios, donativos, aportaciones a fideicomisos y mandatos, además del gasto federal reasignado.

La transición, en ciernes. El presidente Enrique Peña Nieto recibió en Palacio Nacional al ganador de las elecciones, Andrés Manuel López Obrador. En las próximas cuatro semanas, las autoridades electorales deberán concluir con el cómputo de los votos y sancionar las impugnaciones, para luego emitir la declaratoria de validez y la constancia, al presidente electo.

Antes, el próximo viernes 13, AMLO acudirá a Los Pinos, donde el presidente Peña Nieto recibirá al secretario de Estado de Estados Unidos, Michael R. Pompeo. La reunión tendrá en la agenda la relación bilateral en sus diferentes aspectos, incluyendo migración, comercio, seguridad y cooperación para el desarrollo.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿ACOMODADOS? Exfuncionario del Infonavit, Sebastián Fernández Cortina estuvo en el equipo meadeadista, como uno de los enlaces entre el candidato priista y el sector empresarial. El domingo, en la misma ruta que su candidato, el joven tecnócrata usó las redes sociales para felicitar a AMLO y ofrecerle respaldo absoluto lo que le generó críticas iracundas. En la misma línea, Simón Levy Dabbah, director de Calidad de Vida —la agencia de promoción de inversiones del gobierno de la CDMX— usó Linkedin para notificar su incorporación al equipo de campaña de AMLO apenas unas horas después de que se oficializara el triunfo de Morena en las urnas y entre los manceristas brotaron airados reclamos.

TEXTUAL. Con una activa presencia en las redes sociales, Raúl Salinas de Gortari escribió en Linkedin: “No voté por quien resultó ganador en la elección presidencial pero reconozco que el futuro presidente identificó y atinó a convertirse en representante del cansancio, frustración y dolor profundo que existe en nuestro país. No identifico al gobierno en turno ni mucho menos al presidente Peña como los únicos actores generadores de estos sentimientos. Todos los ciudadanos somos responsables de forma directamente proporcional a las oportunidades que hemos tenido para educarnos, prepararnos, conocer el mundo y observar de cerca a sociedades más equitativas. México sufre por las heridas que hemos provocado los propios mexicanos. Sin duda los grupos más favorecidos de los sectores políticos, empresariales, sociales y culturales cargamos una mayor responsabilidad en el proceso incubador de estos sentimientos”.