JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

El ayer quiere revivir los candados

El ayer quiere revivir los candados


No se encabrona, pero se desajusta.
Florestán

Conforme se acerca la 22 asamblea nacional del PRI, el próximo día 12, se endurecen las posiciones de quienes se sienten desplazados del futuro, cuando lo que los ha excluido es el pasado, su pasado.

Esto me lleva a la 17 asamblea, del 19 al 21 de septiembre de 1995, bajo la dirigencia de Santiago Oñate. Era el primer año de gobierno de Ernesto Zedillo, marcado por su sana distancia con el partido que lo llevó a la Presidencia de la República, por la peor crisis económica de que haya registro y la ruptura y enfrentamiento con Carlos Salinas por su paternidad.

Y no solo era la vertiente de la sana distancia, forma con la que Zedillo expresaba cierto desprecio a la clase política, sino el resentimiento de un priismo que, como ahora, se sentía desplazado, entonces por la tecnocracia, y que se la cobró aprobando los candados que la eliminó, al establecer que para aspirar a una candidatura, la Presidencia de la República incluida, además de la militancia, era necesario haber tenido un cargo de elección popular o sido cuadro dirigente del partido, blindaje que se eliminó luego pero se mantuvo, como es natural, el de la militancia, y se creó el apartado de los simpatizantes para abrir la puerta a candidatos competitivos no priistas, para cualquier elección.

Hoy, en las vísperas de esta asamblea de verano, los duros quieren cerrar la puerta otra vez y llevar a su mesa de estatutos los requisitos del cargo de elección popular o de dirigentes del partido.

Es decir, una vuelta al pasado, al siglo pasado, para reducir, al ayer y a los mismos, el universo de candidatos de cara al proceso electoral del próximo uno de julio, marcadamente el de la Presidencia de la República, y los 500 diputados federales, 28 senadores, nueve gobernadores, mil 613 alcaldes en 25 estados y 983 diputados locales en 27 entidades para un total de 3 mil 234 cargos.

A ver cómo llegan a la asamblea y a ver cómo salen, porque ese es el tema, su tema, el regreso de los candados, el regreso al ayer, como si no hubiera más futuro que el suyo.

Retales

1. Socavón. Gerardo Ruiz Esparza me dijo ayer que había cesado al director de la SCT en Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, por no responder a tiempo denuncias sobre filtraciones en el muro del Paso Express, en la zona del socavón. Y que investigará a la constructora Aldesa, responsable de la obra que, además, subió el precio original de mil 50 millones de pesos, a 2 mil 200;

2. Que no. Alfonso Navarrete, secretario del Trabajo, me aseguró que no tiene la menor intención de buscar la candidatura del PRI a la Presidencia y que su compromiso con el presidente Peña Nieto es de seis años; y

3. Otro. En vísperas de que traigan a México a Javier Duarte, el lunes, el gobierno de Veracruz pidió a la Cámara de Diputados el desafuero de Alberto Silva Ramos, uno de sus más cercanos.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com