Destapados en el PRI


alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Ni una hora había transcurrido de la salida de José Antonio Meade Kuribreña del aparato gubernamental cuando comenzó a circular su primer spot, en las redes sociales. Un collage de imágenes de su paso por las cinco secretarías que ocupó a lo largo de la última década acompañado de su voz en off que culmina con su nombre, destacado sobre un fondo verde.


Ni una hora había transcurrido de la salida de José Antonio Meade Kuribreña del aparato gubernamental cuando comenzó a circular su primer spot, en las redes sociales. Un collage de imágenes de su paso por las cinco secretarías que ocupó a lo largo de la última década acompañado de su voz en off que culmina con su nombre, destacado sobre un fondo verde.

“Salgamos a las calles, todos juntos, sin importar el color para darle la mano al mexicano que está enfrentando un reto… esto es lo que el país espera de nosotros, que cumplamos nuestra obligación con generosidad, con responsabilidad, con claridad, con transparencia”.

Todavía nadie le dice Pepe Toño. Los medios aluden al apellido paterno del exsecretario de Hacienda y dejan de lado dos hechos incontrovertibles: nunca ha competido por un cargo de elección popular y carece de militancia partidista.

El primer acercamiento formal del simpatizante priista con los sectores y las organizaciones partidistas cumplió con los cánones de la liturgia tricolor. Igual, su despedida formal en Palacio Nacional. Salvo la banquetera de su esposa, Juana Cuevas, ningún detalle que se saliera del script.

La cargada, como siempre. Los mensajes, sin novedades. Pero el abanderado oficialista enfilará a la precampaña con el PRI en tercer lugar entre las preferencias del electorado.

Un simpatizante, mejor que un militante. Miguel Ángel Osorio Chong llegó hasta el final como el priista mejor posicionado a pesar del castigo presupuestal, del desgaste por los problemas de inseguridad y —en la última etapa— de la inquina de un sector del gabinete, que responsabilizó de una presunta rebelión y lo involucró en ataques apócrifos contra Meade y Luis Videgaray.

El voto útil, antes que el respaldo de los sectores partidistas que atónitos han visto cómo su precandidato más fuerte resultó sacrificado. Obligados por la lealtad y la disciplina, los jerarcas priistas han avalado a Meade Kuribreña, quien les presentó una hoja impecable de servicios ininterrumpidos en el sector público, a lo largo de dos décadas… aunque la mayor parte de ese tiempo —omitió decirlo— con administraciones panistas.

Con la promesa de convertir a México en una potencia, el economista doctorado en Yale presume de su integridad y honradez. ¿Acaso ninguno de los aspirantes priistas a la candidatura tenía esas cualidades? La sombra de la corrupción y la impunidad eclipsó a los peñistas 100% puros —desde Osorio Chong hasta Gerardo Ruiz Esparza y Luis Videgaray, aunque en menor medida— por lo que tirios y troyanos dan al exsecretario el beneficio de la duda en estos terrenos, con un amplio reconocimiento a sus capacidades intelectuales y su efectividad, en el desempeño de la función pública.

Y es que tuvo buenos ejemplos en la familia paterna. Jorge Federico y Dionisio Alfredo Meade García de León cumplieron con una extensa carrera en instancias financieras y hacendarias pero sobre todo, introdujeron al joven en la política-política donde también ha contado con notables influencias. En el campo priista destaca su cercanía con Augusto Gómez Villanueva —a quien reconoce como su mentor— y su confianza en la operación política de personajes como José Ramón Martell y Heriberto Galindo Quiñones.

En el aparato de las finanzas públicas, la continuidad del equipo itamita se extiende a lo largo de tres décadas. Y como su tío, su padre y su hermano Lorenzo, Meade Kuribreña ha sido institucional y disciplinado, más allá de las identidades partidistas.

Primero, el IPAB. Y después, Financiera Rural. Ambas instituciones del aparato hacendario fueron la incubadora de un grupo de jóvenes tecnócratas con indudables nexos con el PRI en sus respectivas entidades federativas.

La genealogía de Meade Kuribreña conecta con familias de raigambre, como los Romero de Terreros y los Orvañanos. Pero la narrativa oficial buscará resaltar otros aspectos de su prolífico CV, como su desempeño académico y sus años en Yale, Ivy Leage que ya tuvo a uno de sus exalumnos —Ernesto Zedillo Ponce de León— en Los Pinos.

EFECTOS SECUNDARIOS

ALISTADOS. Sin que el ministerio público presentara información adicional, los magistrados del Quinto Tribunal Colegiado en materia penal resolverán la queja tramitada por Elba Esther Gordillo Morales (expediente 36/2017) sobre la negativa de resolver sobre su petición de acceder a la prisión preventiva domiciliaria en atención a su condición especial de adulta mayor y que alega padecer precario estado de salud.

¿DAMNIFICADOS? La Ciudad Judicial erigida en el corazón de la colonia Doctores de la Ciudad de México quedará en un fugaz recuerdo. Los daños ocasionados por el sismo del pasado 19 de septiembre obligó a una reubicación de juzgados del Tribunal Superior de Justicia; un bloque ha sido temporalmente ubicado en una sede alterna, ubicado en Calzada de la Viga a pesar de los señalamientos críticos del consejero de la Judicatura de la Ciudad de México, Miguel Arroyo. En el equipo cercano al presidente del Tribunal, Álvaro Pérez Juárez, creen que detrás de las quejas está la cancelación de la reubicación de las salas de juicios orales en un inmueble cuyo arrendamiento requería erogar 60 millones de pesos anuales. El problema, aseguran en el Tribunal capitalino, fue que ése quedó descartado por la firma contratada para evaluar la seguridad de las estructuras que fungirían como sus nuevas sedes.