Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Decir adiós

jose-luis-cuevas

José Luis CuevasBalón al óleo

Aunque lo veíamos venir, debe ser muy doloroso el adiós para un tipo con los blasones de Iker Casillas

Por José Luis Cuevas Rodríguez

Está en la mente de todos, en cualquier proceso de la vida se aparece y cuando se trata de tomar la decisión, seguramente todo se nubla. La película de tu vida comienza a correr, y es la carrera y son sus obstáculos los que te recuerdan que el mañana no está garantizado.

Aunque lo veíamos venir, debe ser muy doloroso el adiós para un tipo con los blasones de Iker Casillas, ahí la melancolía se presenta, con el castigo que representa un penal para un arquero, pero también, con la posibilidad de atajar… la vida y sus segundas oportunidades.

Con 39 años, Iker Casillas ya había logrado todo, imagino que su retiro lo veía venir incluso antes, en aquellos tiempos donde fue maltratado por José Mourinho en el equipo de sus amores, fue el orgullo propio, su mentalidad y su jerarquía, las que lo hicieron emprender el vuelo a Oporto, siempre pendiente de su Real Madrid, Iker pasó los últimos 4 años lejos de casa, el último (2019), sufriendo de más entre un infarto al miocardio, y una repentina enfermedad de su esposa; el atleta de alto rendimiento, el galáctico, el ícono español nos ha enseñado que ese instante que desperdiciamos, solo por que sí, puede ser la última alegría.

Resulta muy difícil establecer el lugar que ocupa Iker Casillas en la historia del futbol mundial, seguramente en el futbol español está en la élite compartiendo con Ricardo Zamora. En el mundo, no tendríamos que dejar de lado a Lev Yashin, Gordon Banks, Dino Zoff o Gianluigi Buffon.

Los arqueros como los gustos, el estilo rompe género y seguramente habrá discrepancias. Si nos metemos al terreno de victorias y trofeos levantados, Iker Casillas simboliza el cambio en el deporte español, ganar ligas, copas y Champions League con el Real Madrid, conquistar Eurocopas con La Furia Roja y tocar el cielo en una Copa del Mundo (Sudáfrica 2010) hacen de Iker un histórico, pasarán los años para volver a estar frente a un tipo tan ganador y con tan bien pie como Casillas.

Su escrito irradia melancolía, generosidad y alma. No es fácil colgar los guantes, siendo Iker Casillas el sacrificio fue mayúsculo. Con un peculiar estilo, de reflejos extraordinarios y una inmensa personalidad, Iker irrumpió en el futbol como se va: con incertidumbre de lo que vendrá, pero con la certeza de estar preparado, así como relevó a César Sánchez en una Final de Champions League, así como tuvo que dejar Valdebebas por defender su España ante el madridismo mal entendido de algunos, así como hoy su corazón se convierte en el mejor regalo… basta de penalties, ya están todos atajados.

Dice Buffon: “Gracias Iker, sin ti todo tendría menos importancia”, solo así, muchos entenderemos su legado. Iker, DECIR ADIÓS en este momento, ha sido tu mejor atajada.

HASTA LA PRÓXIMA

Twitter: @JLUIS_CUEVAS

FB: José Luis Cuevas – El Pintor

Instagram: @Pintor_Cuevas

Menú de accesibilidad