Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Con la 4T hasta la muerte?

Amador-Narcia

Amador NarciaLiberales y Conservadores

Liberales y Conservadores. A eso se reduce el actual sistema político mexicano, según se entiende de lo que dice todos los días el presidente de la República

Liberales y Conservadores. A eso se reduce el actual sistema político mexicano, según se entiende de lo que dice todos los días el presidente de la República. Quienes no piensan igual que él son sus adversarios. Dice que no tiene enemigos. No hay matices. Están con él o están en su contra.

Esta polarización podría continuar otros 22 años. Cuatro que le restan al actual sexenio y tres períodos más que se disputarían Claudia Sheimbaum, Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal y Mario Delgado. (Aunque no faltará quien le haga fantasear al subsecretario López Gatell que también podría estar en la boleta).

Ya como presidentes tendrían una camisa de fuerza. Solo hay que imaginar que alguno de ellos se apartara del plan original, de la “austeridad republicana”. Rápidamente vendría la condena desde Palenque y el juicio sumario del tribunal moral. Qué escenario.

¿Y por qué ocurriría algo así? Porque no hay una oposición política que parezca poder ganar la próxima elección presidencial. Porque no hay otro líder carismático que abandere las demandas de los inconformes. Porque tampoco hay una estructura partidista que permita lograr ese objetivo. Porque durante muchos años, quienes llegaron al poder, lo buscaron para enriquecerse y beneficiar a sus cercanos. Porque no lo hicieron bien, porque cometieron excesos imperdonables y ahora están pagando el precio de sus errores. Porque Emilio Lozoya anularía con sus revelaciones a posibles figuras de los partidos de oposición.

Y lo más inmediato: a ver como afecta en el ánimo de los votantes la crisis económica, la pérdida de empleos, el manejo de la pandemia, la inseguridad y la violencia que hay en el país.

Finalmente, todo acabará en el terreno electoral. Porque de eso se trata, de mantener el poder que costó tantos años conseguir. Ya lo veremos el 6 de junio del próximo año, cuando se realice en México la elección intermedia. Para algunos será la oportunidad de equilibrar un poco la balanza. Habrá casi 96 millones de electores, según el INE. Se renovarán la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, Congresos locales y ayuntamientos de 30 entidades. El próximo mes de septiembre iniciará formalmente el proceso federal electoral.

Actualmente el PRI gobierna 12 estados, el PAN 9, Morena 7, PRD 1, Movimiento Ciudadano 1, PES 1 y en Nuevo León 1 independiente. Será interesante ver que partidos seguirán en el poder y a cuales castigarán los electores.

Hoy no cabe la sorpresa. Lo que se prometió en campaña se está haciendo. Lo que se dijo que iba a cambiar está cambiando. No hubo engaño. Tampoco todo se ha cumplido. No es lo mismo ver que hacer.

Sí, ahora se busca beneficiar a los que siempre estuvieron al final de la fila. Pero hay quien piensa que sería deseable que también se atendiera a los demás estratos sociales. Debe ser incuestionable que no se busca venganza sino justicia social.

Así las cosas, si la esperanza de vida de los mexicanos es de 75 años, según el Consejo Nacional de Población, es probable que los que ya cumplimos 60 de edad no conozcamos otro régimen de gobierno. Habremos vivido nuestros últimos años de existencia gobernados por la 4T. Ojalá que lo hagan mejor que hasta este momento.

Monitor Republicano

Agradezco al licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, al licenciado Juan Francisco Ealy Lanz Duret y a David Aponte por la oportunidad de integrarme a las páginas de El Gran Diario de México. Es un honor que este reportero aquilata en lo que vale.

[email protected] 

 

Por Amador Narcia,

Texto publicado anteriormente en El Universal.

 

Menú de accesibilidad