Minuto a Minuto

Internacional Colapso mortal en NL se suma a otras tragedias en mítines y actos electorales
Hay una lista de sucesos mortales ocurridos durante la celebración de mítines o actos electorales en el mundo, a lo largo de las últimas tres décadas
Internacional Francia ensaya el disparo de un nuevo misil nuclear supersónico
De acuerdo con autoridades de Francia, el misil era un ASMPA renovado pero sin carga militar a bordo y su prueba ya estaba aprobada
Deportes Jardine no ve equipo favorito en su segunda final con América
Jardine, campeón con América, afirmó que no ve equipo favorito a horas de vivir frente a Cruz Azul su segunda final consecutiva
Nacional Los muertos de López Obrador
            Esto es algo que México no puede soportar y no se trata de que solo este haya sido un sexenio sangriento, no, viene de atrás, pero sí es el peor
Nacional “Yo nunca había visto una cosa así”: Álvarez Máynez tras colapso de templete
En las primeras declaraciones que dio a medios, desde el lugar de los hechos, Álvarez Máynez aseguró que nunca había visto algo así

¿Cuántos de quienes el lunes atacaron en Iguala una instalación militar iban embozados y militan en las tóxicas agrupaciones “anarquistas” de que informa hoy MILENIO?

¿Quiénes de ellos son familiares de los jóvenes de Ayotzinapa victimados por la delincuencia?

¿Participaron “profesores” y “guerrilleros” en la cobarde agresión?

Quizá nunca se sepa quiénes fueron los encapuchados, pero los “maestros” y “estudiantes” identificables no deben quedar impunes.

Llama por eso la atención que la Sociedad de Alumnos de la normal rural y el Comité de Padres de los asesinados afirmen la descarada mentira de haber sido “agredidos por los elementos castrenses”.

¿Ni a sí mismos se reconocen (con o sin capucha) entre los videograbados lanzando proyectiles y usando un camión de refrescos y un tráiler (doble caja) de cervezas para irrumpir en el recinto militar?

Pero de ellos y sus camaradas profes de Oaxaca (jurídicamente “servidores públicos”) vandalizando cámaras de seguridad, las entidades oficiales y civiles de “derechos humanos” continúan siendo tristes, ominosas alcahuetas…