Carta dirigida a laCuarta Transformación (¿Qué eres? ¿quién eres?) (II)

carlos-alazraki

Carlos AlazrakiLas cartas de Alazraki

Parece ser que tus logros en estos primeros siete meses, no se le acercan ni a la pezuña de los primeros tres

Estimada 4T :

Antes de continuar con este aná-lisis mercadológico, permíteme resumir para los lectores que no nos leyeron la semana pasada, lo esencial de la Carta Semanal:

En resumen, mencioné los hechos que se han tenido con este gobierno los últimos siete meses.

Hechos como la cancelación del NAICM, la refinería absurda y la locura del Tren Maya, etc., etc.

Luego, comparé estos hechos con la trascendencia de las tres primeras transformaciones (Independencia, Reforma y Revolución).

¿Y qué crees?

Parece ser que tus logros en estos primeros siete meses, no se le acercan ni a la pezuña de los primeros tres.

También comenté que los forjadores de estas primeras tres transformaciones, a diferencia de ustedes, jamás las hicieron para hacerse publicidad.

Eso fue en esencia.

Así que… Continuemos: No pasaron ni tres minutos, cuándo me hice la siguiente pregunta:

¿Qué quieren hacer ustedes de la 4T? Tener como bandera la lucha contra la CORRUPCIÓN.

¡Felicidades! es un gran objetivo. De verdad, muy grande.

Ojalá y por el bien de México, lo logren. Se los deseo de todo corazón.

Aunque…. la verdad, creo que al final de la historia… nanay.

La corrupción no se elimina por decreto, sino con educación.

La corrupción no se borra con el ejemplo de un hombre honesto como nuestro presidente.

La corrupción se da de diferentes maneras.

Por ejemplo, en este sexenio la corrupción se ha dado otorgando contratos sin licitación, pagar renta de avión presidencial sin usar, tirar a la basura más de 50 mil millones de pesos por la cancelación de la nueva obra del NAICM, en lugar de construir y mejorar escuelas rurales, corrupción es también haber hecho una consulta sin validez para que el “pueblo” decida si se hace este aeropuerto, sobre todo cuando la decisión ya estaba tomada.

Corrupción es correr a doctores mexicanos de instituciones públicas para contratar a 6 mil doctores cubanos.

Puedo seguir con más ejemplos de estos tipos de corrupción, pero no vale la pena.

Y para el colmo, si la educación la dan dos sindicatos de maestros de muy dudosa reputación, pues imagínense…

Ya en el poder, ustedes tuvieron como primer objetivo, BORRAR los últimos 36 años  neoliberales de nuestra historia.

Literalmente, ¡borrarlos en todo!

Por eso el aeropuerto, Prospera y demás fueron eliminados del mapa.

No se eliminaron por corrupción.

Se eliminaron porque nuestro presidente JAMÁS inauguraría un aeropuerto que comenzó Peña.

El segundo objetivo que se implantaron, fue crear un régimen político 1000% OPUESTO al neoliberalismo.

Lo mejor que se les ocurrió, fue crear un régimen socialista como en el siglo pasado.

Ya saben, Echeverría y López Portillo. POPULISMO en pocas palabras.

En tercer lugar, mantener su mercado principal o sea, la clase popular.

Este objetivo es muy claro: darles… pero que no mejoren.

Porque si mejoran, lo pierden como clientes.

Ya que ellos —mejorados— emigrarán a otro partido.

También, crearon un discurso liberándose de todas las culpas del presente y del pasado.

Ustedes, ¡JAMÁS TENDRÁN CULPA ALGUNA! La culpa la tendrá siempre el antiguo régimen.

Y si cometen un error, no hay problema. “Es de humanos equivocarse”.

Tampoco les importa en lo más mínimo el contexto internacional y la posición trascendente de nuestro país con el mundo.

Apoyan dictaduras como la de Venezuela y sin embargo tiemblan de miedo y sin dignidad cuando Trump les grita y terminan haciendo en la mayoría de las veces lo que Trump les ORDENA.

Sin querer queriendo, nos convertimos en empleados de Trump en lugar de socios.

Situación que NUNCA SUCEDIÓ en los gobiernos neoliberales.

Y así puedo seguir mi querida Cuarta Transformación. Se me volvió a acabar el espacio.

Por el bien de México, espero que reflexionen y se den cuenta que si siguen así, dentro de cinco años y medio en lugar de Cuarta Transformación, PUDIERAN terminar como las novias de pueblo… Vestidas y alborotadas…

P.D. Sra Sheinbaum:

Han pasado nueve semanas desde el atroz asesinato a mi diseñadora gráfica Ely Gutiérrez.

Ya sabe, la madre soltera que dejó huérfana a una nenita de cinco años.

Mis colaboradores y yo exigimos justicia. Ya les expliqué que no pueden pedirle peras al olmo.

Les quedó muy claro. [email protected]

 

*Texto publicado en El Universal 

 

 

 

 

 


Menú de accesibilidad