Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Arrancan las campañas

leopoldo-gomez2

Leopoldo GómezTercer Grado

El presidente también le apuesta a una elección plebiscitaria, solo que con una narrativa diametralmente opuesta

Este fin de semana arrancaron formalmente las campañas hacia unas elecciones que serán decisivas tanto para la 4T como para la oposición.

Varias reformas legislativas y los presupuestos dependen de que Morena refrende sus mayorías. En el caso de la oposición, solo si muestra capacidad para reponerse, podrá aspirar a recuperar la Presidencia en 2024.

A juzgar por la opinión publicada, para la oposición todo dependerá de la habilidad para convertir en votos el rechazo al presidente. Sabemos que quienes lo desaprueban tienden a calificar negativamente toda la gestión gubernamental.

Las áreas críticas serían: el mal manejo de la pandemia, la falta de empatía con el movimiento feminista y la incapacidad para contener la inseguridad en muchas áreas del país.

Con elevadas cifras de contagios y fallecidos, sumadas a una sacudida económica de proporciones históricas; con los colectivos feministas enojados y con índices de inseguridad no muy distintos a los del pasado, se dice que la oposición tiene con qué movilizar el voto a su favor.

Aunque en el campo opositor se habla de capitalizar el desencanto con los gobiernos locales de Morena, lo cierto es que, como lo muestran los más recientes spots, la apuesta central es por el voto de castigo que, a manera de plebiscito, ponga un alto a la “destrucción de México”.

El presidente también le apuesta a una elección plebiscitaria, solo que con una narrativa diametralmente opuesta. Así, por ejemplo, en el caso de la pandemia, el foco estará en la vacunación y en las transferencias que el Gobierno hace llegar a millones de hogares.

Pero, en realidad, es previsible que el presidente no ponga el énfasis en las políticas públicas, sino, más ampliamente, en el contraste entre el pasado elitista y corrupto, al que condena todos los días, y el futuro incluyente y esperanzador cuyas bases, nos dice, han quedado sentadas.

Frente a los cuestionamientos de la oposición, la evocación de un pasado lastimoso y vergonzoso. Frente a las evaluaciones negativas de algunas políticas públicas que registran las encuestas, la popularidad del presidente.

Es en este choque de fuerzas donde se resolverán las próximas elecciones y se perfilará el futuro del país.

Menú de accesibilidad