Elecciones 2021

Campañas asquerosas

Yazmin-Alessandrini

Yazmin AlessandriniLa política me da risa

No hay nada en ellos que podamos destacar de forma positiva. No hay propuestas. No hay creatividad. No hay discurso ni ideario. No hay educación.

DESASTRE ANUNCIADO.- A 26 días de que tengan lugar las elecciones intermedias en nuestro país sólo podemos dar por sentada una cosa: El nivel del proselitismo que estamos presenciando los potenciales electores por parte de todos los partidos políticos es verdaderamente repulsivo, vomitivo, deleznable. Y nadie se salva de ello. Sentarse frente al televisor por las noches y ver el tsunami de spots que a diario nos tenemos que chutar es una verdadera tortura para todos aquellos que tenemos la altísima responsabilidad de emitir nuestro sufragio el próximo 6 de junio. Y ya no hablemos de sintonizar algún noticiero porque la pesadilla se agiganta exponencialmente al ver las barbaridades que se les ocurren a los distintos candidatos para intentar granjearse la simpatía del electorado. No hay nada en ellos que podamos destacar de forma positiva. No hay propuestas. No hay creatividad. No hay discurso ni ideario. No hay educación. ¡No hay nada! Todo se les va en ensuciar y denostar al adversario. El lodo vuela en todas direcciones. Avanzan los días, se acerca el “día 0” para todos los partidos y candidatos y a ninguno le vemos por ningún lado algo digno de llamar la atención para bien. *** Y en lo particular a mi me llama poderosamente la atención lo que está haciendo uno de los partidos que recién obtuvo su registro por parte del Instituto Nacional Electoral (INE). Me refiero a Redes Sociales Progresistas (RSP), que representan la antítesis de lo que debe ser el proselitismo de altura y miras. Y para botón de muestra tan sólo hay que echarle un vistazo a lo que están haciendo, por ejemplo, su candidato a la gubernatura de San Luis Potosí, José Luis Romero Calzada, apodado “El Tecmol”; Rocío Pino, aspirante a una diputación federal por el Distrito III de Sonora y Alfredo Adame Van Knoop, también contendiente a una diputación federal en Tlalpan, Ciudad de México. El primero es un empresario, la segunda se hace pasar por influencer y modelo de onlyfans (contenidos para adultos), a quien popularmente se le conoce como “La Grosera” y el tercero es un actor venido a menos. Siendo benévolos con los tres, podríamos decir que representan una nueva forma de hacer política en México, pero…. nada que ver. *** La realidad es que esta trifecta de improvisados son un claro muestrario de lo podrida que está la política en nuestro país. Estos tres personajes, como muchos tantos más, están a un millón de años luz de ser unos verdaderos representantes del pueblo, eso sin mencionar que no poseen cualidades y atributos que ubiquen por encima de los ciudadanos comunes y corrientes, como somos la mayoría de nosotros. ¡Nada que ver! ¡Todo lo contrario! Estos señores ni siquiera cuentan con las más mínimas destrezas sociales para poder convivir respetuosamente con aquellos a los que les están solicitando su voto. ¿Se han puesto a pensar el futuro que le depara a nuestro país en caso de que personajes como estos lleguen a un puesto de elección popular? Pensé que habíamos aprendido la lección con Cuauhtémoc Blanco, “El Tibio” Muñoz y Carmen Salinas. Pero veo que no.

Foto de archivo.

 

¿SON O NO SON?.- La elección a gobernador en Nuevo León ya se puso color de hormiga con los dos punteros Samuel García Sepúlveda (Movimiento Ciudadano) y Adrián de la Garza Santos (coalición PRI-PRD) enfilándose a una reñida parejera que se extenderá hasta el 6 de junio y con la morenista Clara Luz Flores Carrales totalmente descartada. Del panista Fernando Larrazábal mejor ni hablemos. Sin embargo, habrá que poner muchísima atención a cómo se den las cosas en el transcurso de los próximos días porque la Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía para Delitos Electorales (FEPADE), ya amenazó con ponerle piedritas en el camino tanto al priista como al naranja por supuestas violaciones a la legislación electoral. *** Mientras son peras o son manzanas, vale la pena profundizar en las palabras del abanderado de la coalición “Va Por México”, De la Garza Santos, quien asegura que el senador con licencia García Sepúlveda es el “plan B” de Morena una vez que las mentiras de Flores Carrales la defenestraron de las preferencias electorales. ¿Qué tan cierta es esta aseveración del candidato priista-perredista? Honestamente me parece que lleva mucho de veracidad, por lo que valdría mucho la pena que la alta jerarquía del “movimiento naranja”, me refiero a Dante Delgado Rannauro y Clemente Castañeda Hoeflich, se sinceren con el electorado y de una buena vez muestren las cartas con las que van a jugar este 6 de junio. Porque no se vale que, por un lado, aseguren que ellos, los naranjas, representan una verdadera tercera alternativa y que, por el otro, en la acción concreta y tangible pareciera que le están haciendo el trabajo sucio a Morena. A mí, lo que me provoca mucha desconfianza del propio Samuel García es que, en su momento, siendo senador, aseguró que “en Movimiento Ciudadano vamos en las mismas causas que Andrés Manuel y tenemos los mismos ideales”. ¿Son o no son? Nada más que aclaren eso.

NO HUYÓ… SÓLO SE FUGÓ.- Dice que no escapó de México, pero por si las moscas el comunicólogo Andrés Issac Romer Slomianski ya puso pies en polvorosa para instalarse muy cómodamente en su segunda patria, Israel, nación con la que por cierto nosotros no tenemos tratado de extradición (muy abusado el muchachito, como Tomás Zerón de Lucio, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal, involucrado en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa). Jura y perjura que él no violó ni abusó sexualmente de nadie… es más, hasta presumió que tiene en su poder una lista con 400 nombres de mujeres que avalan su “elevadísima calidad moral”. ¿En serio?, ¿cuatrocientos nombres? Pues debería darnos algunas pistas de quiénes están en esa lista, porque a mi no me salen las cuentas. Si acaso Pamela Cortés (su esposa) y Lidia Camacho, ex titular de la Dirección General de Televisión Educativa (DGTVE), la televisora de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Me faltan 398.

QUÉ CONVENIENTE.- La titular del Gobierno de la Ciudad de México (GCDMX), Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que el resultado del peritaje que realizará la empresa noruega DNV al desastre (ni incidente, ni accidente, esto fue un desastre) de la Línea 12 del Metro podría tardar hasta cinco meses en darse a conocer. O sea, será hasta después de la elección del próximo 6 de junio. Como si con eso pudieran mitigar el altísimo costo político que esta tragedia le cobrará a los involucrados.

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx
[email protected]
Twitter: @yalessandrini1

Menú de accesibilidad