Minuto a Minuto

Internacional Las señales que hicieron que se bajara de la contienda Joe Biden
Este 21 de julio Joe Biden, presidente de Estados Unidos, cedió a la presión y anunció que no buscara la reelección
Nacional Hallan más de 700 restos óseos en Chihuahua
La búsqueda de personas desaparecidas llevó a autoridades de Chihuahua a localizar más de 700 restos óseos en un ejido
Deportes Rafa Márquez se desvincula del Barça y su futuro apunta a la Selección Mexicana
El Barça Atlètic confirmó la marcha de Márquez para emprender "nuevos retos profesionales" y todo apunta a que entrará al equipo técnico de México
Nacional Iglesia pide leyes que den opciones a mujeres embarazadas y no solo el aborto
La Iglesia pide políticas públicas y leyes que den opciones reales a las embarazadas para continuar con su vida sin tener que abortar
Entretenimiento La poeta Sara Uribe invita a actuar por los desaparecidos en México desde Berlín
Sara Uribe dice ser más consciente de que sus poemas tienen la intención y finalidad de interpelar a los lectores y sensibilizarlos ante las desapariciones

No está en las estrellas llevar nuestro destino sino en nosotros mismos, querido Brutus”. William Shakespeare

La vida sigue y es importante frente al desenlace de la elección pensar en las nuevas tareas, retos y batallas a partir de la claridad de lo que se quiere. Las elecciones no solo son una fórmula para que un grupo prevalezca sobre otro, también significan competencia de proyectos que exceden a los candidatos y a los partidos, más ahora cuando la institucionalidad democrática está de por medio.

Es comprensible que en el sector de los no favorecidos haya desencanto y tristeza, también negación de lo fundamental sobre lo acontecido. Soy de la opinión que reducir todo al fraude electoral o a la interferencia del Presidente en los comicios es una forma de eludir la realidad. Tampoco creo que los partidos o los candidatos opositores sean la explicación. La razón remite a la sociedad y creo que ni perdedores ni ganadores la han entendido, aunque los segundos sí han sacado provecho de la insatisfacción y del anhelo colectivo al bienestar y a la esperanza.

Las tareas adelante implican defender la causa que se suscribe a partir de una nueva realidad, por cierto, muy adversa para quienes suscribimos la necesidad de defender la institucionalidad democrática. Realismo no es licencia al fatalismo, justo lo contrario, identificar rutas y coyunturas que permitan avanzar en la defensa de la causa, siempre con la confianza de que lo que se defiende bien lo vale.

Es un desafío mayor defender la causa ante la adversidad. Se debe hacer, como decía nuestro querido Luis Donaldo Colosio, “todos, todo el tiempo, en todo lugar”. Considero que nuestra energía debe centrarse ahora en lo que viene. Al parecer la batalla para acotar la sobrerrepresentación no será resuelta en favor de la democracia. De ser así es indispensable la cohesión opositora en el Senado y deconstruir la iniciativa para la elección por voto directo de juzgadores y con ello la consecuente desaparición de los contrapesos entre poderes. Deconstrucción que implica exponer razones al margen del prejuicio y, también, de no lograrlo, al menos buscar la aplicación práctica del cambio impuesto por partes, no para todo el Sistema Judicial Federal al mismo tiempo y con previsiones a partir de resultados.