Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Aquel verano mundialista

jose-luis-cuevas

José Luis CuevasBalón al óleo

Arturo González simbolizó la confianza que debes tener cuando se trate de cumplir tus sueños y aterrizar ideas

¿Qué sería de la vida sin los sueños, sin los anhelos, pero sobre todo, de nosotros, los soñadores?, los que buscamos, los que insistimos y al final sólo pedimos un poco de confianza, de personas claves en nuestras vidas.

Esta historia tiene un poco de futbol, pasión e ilusiones. Como todo profesional, he tocado puertas para consolidar proyectos, como todo ser afortunado, he tenido la oportunidad de que varias personas creyeran en mi, uno de ellos fue Arturo González Orduño, un tipo cabal, profesional, que entendió desde el primer día que llegó al cargo de director de Telefórmula que su jerarquía nunca tendría que estar peleada con su humildad para servir y hacer crecer al grupo que comandaba.

Arturo González.

 

Decía que este texto tiene un poco de futbol y mucho de pasión e ilusiones porque no podría entender mi presente en Grupo Fórmula sin “El Lic”, como yo le decía. Uno de los grandes aprendizajes que me ha dejado la convivencia con él, va de la mano directamente con la humildad, cuando él llegó al Grupo, el cambio obedecía una gran crisis, y solo un “bombero” con su capacidad podía terminar con el incendio que origina un movimiento a dicho nivel.

De Arturo González tengo varios recuerdos, varios espaldarazos, también varias nuevas responsabilidades que espero con el tiempo seguir cumpliendo de la mejor manera. Siempre buscando lo mejor para el grupo de colaboradores que tenía enfrente, siempre buscando nutrirte de las mejores herramientas, Arturo González simbolizó la confianza que debes tener cuando se trate de cumplir tus sueños, aterrizar ideas, desde lo más elemental como tener la puerta abierta para cada uno de sus dirigidos, o respaldar todo proyecto priorizando el crecimiento de la empresa, por encima de los intereses particulares.

Grupo Fórmula.

 

El futbol, mi futbol, no podía entenderse sin los sueños, las ilusiones y el respaldo de este gran hombre, quien una vez que compré un boleto Moscú en el verano de 2018, me respaldó como pocos, a pesar de las negativas en momentos previos de otros departamentos, “El Lic” insistió, defendió mi presencia mundialista como cuando se trata de debutar a un canterano, ejemplos como el mío, hay varios en muchos departamentos, su capacidad lo llevó a comandar Televisión, Radio y Noticias, todos al mismo tiempo, departamentos donde perfectamente se pudo constatar un antes y un después de su presencia.

Aficionado recalcitrante de La Franja del Puebla, conocedor de su historia, sus grandes glorias y su importancia en el futbol mexicano, siempre tenía algo que contar, en lo cuál creer y si el Puebla se metía a la Liguilla, desataba la locura y la ilusión, su oficina siempre estaba abierta, y más si era para hablar de su Franja. De Arturo me llevo un gran legado: el poder nunca tiene que alejarse de la humildad. Saber escuchar: su mejor cualidad.

Al final y durante aquel verano mundialista, nunca lo defraudé, supe desde el primer día que desafié la autoridad de los que no creían, lo mucho que me jugaba, supe que tenía que respaldar la confianza de los que si creían, sin camarógrafo, por necio, con un tripie desechable que terminé sacrificando por bufandas y Matrioshkas, así comenzó mi andar en las copas del mundo, cuando bien, y tras Rusia 2018, en cualquier lado hubiera simbolizado un despido.

José Luis Cuevas “El Pintor”, periodista deportivo.

 

Descanse en Paz Lic, aquí le cuidamos a su Franja, un gran legado ha dejado en su grupo de trabajo, gracias por todas sus atenciones, gracias por creer y por siempre tener la puerta abierta.

Telefórmula.

 

Arturo González Orduño, un tipo que a pesar de su jerarquía, siempre fue el más terrenal del grupo que comandó”

HASTA LA PRÓXIMA

Menú de accesibilidad