“Caja china” con aroma tabasqueño

Amador-Narcia

Amador NarciaLiberales y Conservadores

¿Bastará con esto para “tapar” la tragedia del Metro?

A 18 días de las elecciones del 6 de junio, el Presidente jaló la marca hacia el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

De manera insólita, en efecto, el poderoso senador morenista, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, reveló en Twitter: “Insólito: orden de aprehensión al gobernador de Tamaulipas que el Congreso local decidió mantener indebidamente en el cargo, cuando tuvo que haber nombrado sustituto. Ante la crisis constitucional del Ejecutivo local en funciones fugado, se precisan acuerdos y que el Senado actúe”.
Monreal dio a conocer que ya había una orden de aprehensión, que el gobernador tamaulipeco se fugó y que se buscaría la desaparición de poderes en ese estado. Y fue más allá, aseguró que el gobernador podría estar ya fuera de México, declararse perseguido político y mantener el control del gobierno estatal, a través de sus allegados.

46 minutos después, el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, el Dr. Santiago Nieto, remató, también en Twitter: “He ordenado el congelamiento de cuentas de la red de Francisco G por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita. 12 personas físicas y 25 jurídicas. Cero tolerancia a la corrupción y a la impunidad, sobre todo a quienes se creían intocables”.

Dijo que investigaría si se financiaron ilegalmente campañas electorales, para denunciarlo.

Volaron en escuadrón.

El gobernador respondió que “los motivos políticos son evidentes. Que se usa la justicia para perseguir y amedrentar a los opositores y a los ciudadanos críticos a la gestión del Gobierno y de su partido, sobre todo cuando la preferencia electoral de los ciudadanos va en franco declive. No es casualidad que la existencia de la orden de aprehensión se hubiese difundido en primera instancia por militantes del partido en el Gobierno. Esto solo significa que la decisión de proceder en mi contra se tomó en Palacio Nacional”.

Dijo que se defenderá aunque el piso no sea parejo y que México no es la Nación de un solo hombre pues nos pertenece a todos.

Fue arropado por legisladores y dirigentes de su propio partido, el PAN, y también del PRI, el PRD y Movimiento Ciudadano.

En la mañanera del jueves, el presidente López Obrador dejó muy claro: “Yo no estoy dando instrucciones (…) yo no puedo, como titular del Poder Ejecutivo, encubrir a nadie no soy tapadera”. Y añadió que, aunque no fuera política ni jurídicamente correcto, daría a conocer la carta que envió el Departamento de Justicia de Estados Unidos, al titular de la UIF, donde solicita información sobre García Cabeza de Vaca y otras personas y empresas “que se cree que están involucrados en el lavado internacional de activos”.

Advirtió que haría lo mismo que con el general Cienfuegos (dar a conocer todos los pormenores) para que no hubiera suspicacias hacia su gobierno.

El Congreso de Tamaulipas aprobó presentar una denuncia contra los responsables de solicitar y ejecutar la orden de aprehensión contra el gobernador. Ricardo Monreal insistió en un acuerdo político que incluiría que pidiera licencia.

El viernes, el Presidente pidió que la Corte resolviera lo más pronto posible si tiene fuero o no y que como Poder Judicial asuma su responsabilidad.

¿Bastará con esto para “tapar” la tragedia de la Línea 12 del Metro, el raspón a Sheinbaum y Ebrard, la caída en su popularidad y que los resultados electorales no serán los que imaginaba?

Monitor republicano
Desaparecer poderes en los estados no es inédito. Ha sucedido 49 veces, 5 de ellas en Tamaulipas.

Menú de accesibilidad