Minuto a Minuto

Nacional Atacan caravana de candidato de Morena en Villacorzo, Chiapas
El ataque armado se registró en el tramo carretero Revolución Mexicana-San Pedro Buenavista de Villacorzo, en Chiapas
Nacional Advierten por “riesgo inminente” de que 800 mil habitantes en Tamaulipas se queden sin agua
La Secretaría de Recursos Hidráulicos de Tamaulipas detalló acciones para garantizar el agua en la zona conurbada de Tampico
Internacional Trump advierte a sus seguidores que el derecho a portar armas está en juego en noviembre
Donald Trump dio encendido discurso este sábado ante una multitud en la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA)
Nacional Altas temperaturas en Tabasco ocasionan la muerte de monos aulladores
La organización Conservación de la Biodiversidad del Usumacinta alertó por la muerte de monos aulladores producto de las altas temperaturas
Nacional Deslave de cerro en Oaxaca deja 3 muertos
El deslave ocurrió en la agencia municipal Faustino G. Olivera, municipio de San Francisco Telixtlahuaca, Oaxaca

Se olvida uno de que el escritor Jorge Volpi es abogado, pero es abogado, y con ojo de abogado ha visto, en el aluvión de reformas constitucionales que son ahora el programa de campaña presidencial de Morena, un hilo delgado, difuso, viscoso y fatal.

Se trata de un “párrafo siniestro”, dice Volpi, con razón. Propone:

“establecer prisión preventiva oficiosa en los casos de extorsión, narcomenudeo, delitos previstos por las leyes aplicables cometidos para la ilegal producción, preparación, enajenación, adquisición, importación, exportación, transportación, almacenamiento y distribución de drogas sintéticas, como el fentanilo y sus derivados, así como en los de defraudación fiscal, contrabando, expedición, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales, incluidas facturas, que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados en los términos fijados por la ley”.

En cristiano: poder meter a la cárcel directamente a todo el que sea acusado de: extorsión, narcotráfico, contrabando, fraude fiscal y hacer facturas o documentos falsos.

La “prisión preventiva oficiosa” es una figura jurídica que permite encarcelar a un presunto delincuente por el solo hecho de que lo acuse la autoridad, para que pase en la cárcel su juicio, es decir, antes de ser hallado culpable.

La figura apenas existe en los códigos penales del mundo civilizado y tiene sentido sólo en los casos de flagrancia en crímenes mayores, es decir cuando el delincuente es detenido literalmente con las manos en la masa.

Lo que tenemos vigente en México es la posibilidad de meter preso a alguien, para que pase su juicio en prisión, por haber sido acusado de un delito mayor.

De por sí, casi la mitad de los presos que hay en México purgan prisión preventiva: pasan sus juicios en prisión.

La propuesta de campaña de López Obrador, Claudia Sheinbaum y Morena es ampliar las causales de prisión directa contra los acusados, mientras prueban su inocencia.

“Solo alguien con un temple despótico puede exigir la aprobación de una propuesta semejante”, dice Volpi.

Y tiene razón, sólo puede proponer esto alguien que quiere tener a la mano varias razones para meter a la cárcel al que quiera.

Y ese alguien es una trinidad, tres en uno: Morena, su presidente y su candidata presidencial.

https://www.milenio.com/opinion/hector-aguilar-camin/dia-con-dia/la-prision-preventiva-oficiosa-prision-a-secas