¿Adán Augusto, “candidato sustituto”?

Amador-Narcia

Amador NarciaLiberales y Conservadores

Ungido apenas hace días como nuevo secretario de Gobernación, en San Lázaro fue recibido como si se tratara del mismísimo Presidente de la República

Como apoteósica quedará grabada en la memoria de Adán Augusto López Hernández la tarde del miércoles 1º. de septiembre de 2021.

Su camino por el pasillo central del Salón de Sesiones del Congreso de la Unión, le resultará inolvidable.
Ungido apenas hace días como nuevo secretario de Gobernación acudió a San Lázaro a entregar el 3er. Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y fue recibido como si se tratara del mismísimo Presidente de la República.

Tardó 16 minutos y 22 segundos en alcanzar la tribuna. Lo detuvieron los abrazos, las felicitaciones, las palmadas, las selfies. Muchos querían saludarlo y aparecer a su lado.

Inédito.

Desde hace trece años, los secretarios de Gobernación eran recibidos en el Salón de Protocolo del Palacio Legislativo, para entregar por escrito el Informe de Gobierno, luego de reformarse la ley ante los reclamos contra Vicente Fox, en 2006, cuando no le permitieron ingresar al Salón de Sesiones para entregar su 6to. Informe y de Felipe Calderón, que entregó por escrito su 1er. Informe en esa tribuna, pero sin dirigir un mensaje la nación.

La clase política ahí reunida, grillos chicos y grandes, lo ovacionaron. Él correspondió sonriente y obsequió con su saludo a todos. Bueno, a casi todos. Fue evidente como eludió a “Alito” Moreno, quien hasta se quitó el cubre bocas para que lo reconociera, y a Miguel Angel Osorio Chong. Fue amable con Claudia Ruiz Massieu, con quien conversó un instante, a pesar de que parecía que ella quería que ni la volteara a ver.

Adán Augusto condescendió. No en balde es ahora el Legislativo uno de sus encargos.

La entrega del 3er. Informe fue breve y desangelada. Para eso lo hubieran enviado por mensajería.

Pero es evidente el enorme brillo que de repente tuvo el nuevo secretario ante el desgaste que sufre la jefa de gobierno capitalino, desde que el Presidente mostró su preferencia sucesoria hacia ella.

De nadie más es responsabilidad. Fue el Presidente quien comenzó a hablar de su sucesión. Muchos imaginaron a la doctora Sheinbaum como la idónea para continuar el cambio de régimen. Pero si no aguanta el golpeteo y si no le garantiza el triunfo en las elecciones de 2024, el Presidente tendrá que voltear hacia otro lado. Y su paisano y amigo entrañable parece una opción viable.

Ha nacido una estrella.

Bueno, tropicalizado, una “corcholata” más.

Monitor republicano
1) Inevitable darse cuenta de la “barrida”, de pies a cabeza, que le puso la jefa de Gobierno de la CDMX a Doña Beatriz, cuando llegó al Salón de los Escudos del Recinto Juárez, de Palacio Nacional, a escuchar el 3er. Informe de Gobierno de su esposo, el Presidente.

Es común de la condición femenina observar cómo se visten y arreglan otras mujeres (es sabido que se arreglan para ellas mismas y para las demás: los zapatos, el vestido, el saco, los accesorios, el peinado, el maquillaje, el manicure, etc.) pero la doctora tiene aspiraciones presidenciales.

Ya es una política profesional. Bien podría contener esas reacciones.

Que no le asignaran una silla con su nombre a la señora, ya es de risa loca. Evidencia el desmadre que traen ahí.

2) Los operativos para detener las caravanas de haitianos, sudamericanos y centroamericanos, en el estado de Chiapas, son vergonzosos. El Instituto Nacional de Migración muestra el peor rostro del actual gobierno mexicano. En efecto, no son iguales, son peores. ¿Con qué cara pueden exigir un trato digno para los nuestros que se buscan una vida mejor en Estados Unidos?

Menú de accesibilidad