2.7 millones de testigos


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Aunque para vigilar las elecciones habrá también observadores extranjeros, el antídoto idóneo contra chanchullos es la representación de partidos y contendientes en cada casilla.

Aunque para vigilar las elecciones habrá también observadores extranjeros, el antídoto idóneo contra chanchullos es la representación de partidos y contendientes en cada casilla.

El candidato menos armado es el independiente Jaime Rodríguez, de quien el INE tiene registrados 10 mil 249, apenas 3.3 por ciento de la cobertura ideal.

Cada candidato de partidos puede tener hasta 614 mil 858 representantes y José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, en el mismo orden, cuentan con 100, 99 y 98 por ciento de cobertura.

Por sí mismo y su afamada estructura territorial, el PRI tiene 604 mil 258 representantes, equivalente a 98 por ciento de lo que Meade necesita. El 2 restante se lo dan el PVEM y Nueva Alianza.

Le sigue Morena con 559 mil 853, o 91 por ciento de lo que López Obrador requiere, y alcanza casi 100 por ciento con los de PT y PES.

El PAN cubre solo 59 de cada 100 necesarios con 367 mil, pero Anaya cuenta con los de PRD y MC.

Pese a esos casi 2 millones 700 mil testigos, no faltarán lloriqueos y acusaciones de improbables trampas…