Dr. Samuel Ponce llama a darle importancia a ómicron; “no es un catarrito”, defiende
Triage respiratorio en Hospital General de México. Foto de EFE

El Dr. Samuel Ponce de León llamó a dar la importancia debida a la variante ómicron de COVID-19, que ha sido señalada por el presidente Andrés Manuel López Obrador como un simple catarro.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para Radio Fórmula, el coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia de COVID-19 de la UNAM consideró equívoco el mensaje del presidente.

Explicó que si no se da importancia a la variante ómicron de COVID-19 las personas pueden potenciar su transmisión al continuar sus actividades normales.

“Tan no es un catarrito que medido antes, la magnitud de la transmisión y el número de casos que estamos viendo, estamos viendo ya saturación de hospitales y estamos viendo incremento en la mortalidad”, dijo.

Cuestionado sobre por qué parece que México llegó al tope de nuevos casos de COVID-19 con cifras diarias que rondan los 40 mil el Dr. Ponce de León explicó que se debe al número de pruebas realizadas, cifra que no han dado a conocer las autoridades sanitarias.

Declaró que las pruebas sirven para confirmar un diagnóstico clínico y para llevar una cuantificación de la enfermedad, esta última ya identificada en México debido a la creciente presión en las instituciones de salud.

Sin embargo, expuso, no hay necesidad de llevar un registro puntual de las mismas toda vez que si se tienen síntomas “va a ser COVID-19 en 99 de cada 100 ocasiones”.

Estamos inmersos en una cuarta ola con una transmisión explosiva y realmente llevar una cuantificación detallada no nos ofrece ninguna ventaja.

En este momento la gente tiene que asumir, cuando desarrolla molestias, que tiene eso (COVID-19) y la prueba no le va a servir para tener una evolución diferente.”

Pese a la recomendación de recurrir a Vaporub y tés, el experto indicó que en la mayoría de los casos se debe tomar paracetamol, suficientes líquidos y benzocaína local en caso de molestias en la garganta.

El Dr. Samuel Ponce describió el escenario actual de COVID-19 en México como “completamente distinto” y mencionó que si bien se saturarán los hospitales y aumentará la mortalidad, el impacto será menor a lo experimentado en las olas previas.

Sobre las vacunas afirmó que un esquema completo brinda una protección suficiente contra la variante ómicron.

Añadió que al haber un alza de infecciones por COVID-19 en menores de edad, lo que se traducirá en mayores hospitalizaciones, también será necesaria su vacunación.

Ponce de León prevé una baja combinación de influenza y COVID-19.

Esperamos que se desfasen las curvas epidémicas y que la transmisión de ómicron disminuya a partir de principios de primavera y que no se imprinquen con demasiada intensidad ambas epidemias.”

Refirió que las vacunas contra COVID-19 e influenza se pueden administrar simultáneamente o en días subsecuentes, sin tener que esperar al menos 30 días entre una y otra.

Por último el Dr. Samuel Ponce coincidió en que la pandemia de COVID-19 se mantendrá durante varios años, ante lo cual se deberá aprender a vivir en una nueva normalidad de riesgos en cuanto a infecciones respiratorias.

El virus no va a desaparecer, vamos a convivir con el SARS-CoV-2 por muchos meses y años.”

Con información de López-Dóriga Digital