“Fueron miles los universitarios que en la crisis sanitaria se entregaron con pasión”, responde UNAM a AMLO
Foto de archivo

Después de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, arremetiera contra la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por no haber enviado a sus estudiantes de Medicina a enfrentar el COVID-19 durante la pandemia y, en lugar de eso, mandarlos a su casa, la Máxima Casa de Estudios rechazó esta versión.

A través de un comunicado, la UNAM detalló las actividades en las que la universidad apoyó al Gobierno Federal en la estrategia de combate a la pandemia, incluyendo sus aportaciones en cuanto a personal en hospitales así como la conversión de diversos espacios universitarios en centros de vacunación.

“En relación con la actividad de los estudiantes de las licenciaturas medicina y alumnos de los posgrados de especialidades médicas de la UNAM, durante los meses de la pandemia por COVID -19.

Recientemente, en forma pública, se ha cuestionado la labor de nuestros estudiantes durante la pandemia, sugiriéndose que la Universidad Nacional Autónoma de México impidió a las y los alumnos, en sus diferentes grados académicos, participar con las autoridades sanitarias federales y locales en la lucha para la superación de la crisis sanitaria que tantas vidas cobró en nuestro país. Al respecto es pertinente hacer algunas aclaraciones:

1.- Fue la autoridad sanitaria la que, con fecha 19 de marzo del 2020, en su oficio DGCES.DG-037-2020, la que suspendió todas las actividades de los ciclos clínicos de pregrado solicitando a los directores y directoras de Hospitales y Jurisdicciones sanitarias que los estudiantes no acudieran a las instituciones de salud.

Con esa misma fecha y de acuerdo con el documento citado, también se impidió el acceso a los internos de pregrado en los hospitales del primer y segundo nivel de atención. La Universidad atendió a estas medidas que instruyó la autoridad sanitaria y por considerarlas pertinentes para contener contagios y proteger la salud.

Los estudiantes de pregrado se han integrado paulatinamente, desde el último cuatrimestre de 2021, a sus actividades hospitalarias en la medida en que las autoridades de las instituciones de salud lo han permitido.

2.- Los pasantes del servicio social que se encontraban en unidades hospitalarias fueron, por instrucciones de la autoridad sanitaria, trasladados a centros de salud, para apoyar al programa nacional de salud, donde continuaron prestando sus servicios de manera ininterrumpida.

Los pasantes en áreas rurales permanecieron en ellas afrontando las carencias propias de estas poblaciones y los efectos de la pandemia en la población rural marginada.

En estas condiciones actuaron los más de mil quinientos pasantes de medicina de la UNAM que se sumaron a los 14 mil pasantes de otras instituciones educativas del país.

Cerca de 15 mil médicos residentes, estudiantes de los posgrados de especialidad, estuvieron siempre presentes durante estos terribles meses mostrando gran profesionalismo, empatía y dedicación en jornadas extenuantes de trabajo, no obstante los riesgos en su salud y la de sus allegados y familiares.

Los médicos, investigadores, docentes, y estudiantes de medicina y enfermería de la UNAM se mantuvieron siempre en la primera línea de contención al virus Sars-CoV-2 y en la atención a pacientes infectados.

3.- Como tareas adicionales:
La Universidad Nacional participó de manera relevante en la operación médica de la Unidad Temporal COVID-19, de Citibanamex, donde médicas y médicos pasantes, egresados y egresadas, fisioterapeutas; enfermeros y enfermeras, de las entidades académicas Facultad de Medicina, FES Iztacala y Zaragoza, así como de la ENEO, fueron parte del equipo que atendió a alrededor de 9 mil pacientes.

Personal médico universitario realizó 23 mil pruebas Covid en diferentes sedes de la CDMX.

A través de la iniciativa “Juntos por la salud”, los y las médicas universitarias colaboraron para que 226 hospitales privados siguieran atendiendo a pacientes no COVID-19.

Fueron adquiridos y distribuidos 4 mil 700 respiradores y entregados 1.3 millones de kits en 300 hospitales del país, así como 2.6 millones de cubrebocas.

Conjuntamente con Fundación UNAM se hizo entrega de más de 800 mil kits a profesionales de la salud de instituciones públicas de toda la república.

Los y las médicas de la UNAM capacitaron a más de 21 mil personas sobre prevención y atención Covid, y se brindó asesoría a 13 mil más por medio del “Call & Chat Center COVID-19”.

Se capacitó a mil 133 estudiantes y académicos de las carreras de Medicina, Enfermería y Odontología para sumarse, en caso necesario, a la Campaña Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2. Sus servicios no fueron requeridos, dada la gran movilización que para el efecto realizó el Estado.

Diversas sedes de la Universidad Nacional fueron habilitadas como centros de vacunación.

Testimonios de lo anterior hay muchos. Fueron miles, los universitarios y universitarias que en la crisis sanitaria se entregaron con pasión. Sirvan estos datos y esta aclaración para que la sociedad esté debidamente informada sobre el quehacer académico y el compromiso de la Universidad Nacional Autónoma de México”. 

Durante la conferencia matutina, el presidente López Obrador aseveró que la UNAM en lugar de llamar a sus estudiantes de Medicina a enfrentar la pandemia, los envió a su casa.

El mandatario arremetió contra la universidad debido a que, aseguró, esto era un pensamiento retrógrada.

“Es como el caso, con todo respeto, de mi alma mater, de la UNAM; y yo siempre digo lo que pienso, no me voy a callar, a reclamarles de que enfrentamos la pandemia y, en vez de convocar a todos los médicos estudiantes a enfrentar, a ayudar, se fueron a sus casas”, dijo.

Con información de López-Dóriga Digital