Habitantes de Sierra de Chihuahua reclaman abandono del Gobierno de México
Habitantes de Sierra de Chihuahua reclaman abandono del Gobierno de México. Foto de EFE

En el olvido por parte del Gobierno de México, sin suficiente cosecha para satisfacer sus necesidades alimentarias y con ausencia de servicios médicos, esa es la realidad que afronta la comunidad indígena de Guachochi, en el sur del estado de Chihuahua.

Foto de EFE

Es el caso de Rosalba Loya García, habitante de esta región de Chihuahua, quien refiere que no cuentan con agua y para tener el vital líquido, lo traen de otras poblaciones cercanas en galones, en burro o bien a través de la lluvia.

“La gente de la ciudad no sabe que la gente de la comunidad indígena siempre padece hambre, tenemos carencias de salud, educación, hacen falta maestros bilingües que enseñen a los niños en su idioma: el tarahumara”, dijo.

Incluso, ante los casos que se han registrado del COVID-19 en la zona, los pobladores beben diferentes tés medicinales que ellos se elaboran.

Foto de EFE

“No salimos cuando alguien se pone enfermo, nos aislamos y el hambre la aguantamos con el pinole que hacemos, aguantamos todo un día”, contó la mujer.

Según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que mide la pobreza en México, la zona serrana de Chihuahua tiene el mayor índice de rezago social.

Otro caso es el de Fermín David Calzadillas, quien habló sobre las necesidades de la comunidad.

“Son necesarias la educación y la salud, además hay mucha necesidad en la sierra. A mucha gente se le heló su cosecha, por eso nos vemos en la necesidad de emigrar a las ciudades, para buscar alimentos”, dijo Fermín.

Sobre los apoyos que el presidente de México, Andrés Manuel Lopez Obrador, otorga a las regiones sur del país dijo que “está bien” pero que a muchas regiones del norte las tienen en el abandono.

Otro habitante de la comunidad, José Espino Romero, señaló que uno de los problemas más graves que padecen en el sector es la carencia de agua y atención médica.

Foto de EFE

“Para que nos vea un doctor tenemos que recorrer 60 kilómetros y nos cobran 300 pesos por adulto, como somos rarámuris no tenemos dinero y no hay forma de pagar por eso”, señaló.

Además, el Coneval señaló que las comunidades de Guadalupe y Calvo, Guachochi y Balleza presentan estancamiento en variables de educación, de acceso a servicios de salud, servicios básicos en la vivienda, de calidad y espacios en la misma.

Precisamente Guadalupe y Calvo ocupa el lugar número 21 entre los municipios con más rezago social en el país.

Las cifras del Coneval indican que al menos un 15 por ciento de los infantes de los municipios de Guadalupe y Calvo, Guachochi y Balleza, no tienen acceso a educación primaria o secundaria.

Y más de 10 municipios de la zona serrana de la entidad presentan rezago en temas variables de educación, de acceso a servicios de salud, de servicios básicos en la vivienda, de calidad y espacios en la misma, y de activos en el hogar.

Con información de EFE