Robo del domingo, un acto para amedrentarme y advertir que están sobre mí: Lydia Cacho

Robo del domingo, un acto para amedrentarme y advertir que están sobre mí: Lydia Cacho - Foto de Women´s Forum.
Foto de Women´s Forum.

Denuncia Lydia Cacho que delincuentes que entraron a su casa sólo se robaron material periodístico 'muy delicado', pero tiene respaldo

La periodista Lydia Cacho denunció que se encuentra en un estado de fragilidad porque no han sido detenidos los autores intelectuales de la tortura y violación a sus derechos que sufrió tras publicar una investigación sobre trata y abuso de menores.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, Lydia Cacho recordó que el Estado mexicano le ofreció disculpas, pero solo han sido arrestados “personajes menores”.

Denunció que este domingo un grupo de delincuentes entró a su casa donde sustrajeron material periodístico pese a tener un complejo sistema de vigilancia.

“Este domingo por la noche se metieron en mi casa, que debo decir tengo instalado una seguridad extraordinaria, que he puesto con ayuda de organismos internacionales, cámaras, alarmas y a pesar de ello se metieron… No se robaron nada de valor, única y exclusivamente material periodístico muy delicado”.

Lydia Cacho informó que tiene respaldo de ese material y, además, hay otra copia fuera del país.

“Todo el material relacionado con el caso Succar Kuri, el material relacionado con el caso de Kamel, el “gober precioso” y Miguel Ángel Yunes Linares… toda la evidencia que yo resguardo en una caja especial en mi casa, las cámaras fotográficas y todo lo relacionado”. 

La periodista denunció que también se metieron a su habitación y cometieron actos de violencia de género.

“Fue obviamente un acto para amedrentarme y para advertirme que están sobre mí y efectivamente tiene que ver que están libres todavía y están prófugos, pero claramente no perseguidos como se debiera… Ahí hay un asunto bien claro, gente profesional, y que se la estaba jugando a que fuera documentado el caso”, agregó.

Informó que los delincuentes envenenaron a sus dos perros, uno de los cuales murió.

“Se encargaron de matar a un rottweiler de protección y es un mensaje clarísimo y lo que hicieron en mi habitación es un mensaje de miedo, pero no me voy a someter”.

Reiteró que el caso de Succar Kuri, Camel Nacif, Yunes Linares y Gamboa Patrón tienen que ver con la delincuencia organizada vinculada con el narco estado.

“Si esto no lo entienden las nuevas autoridades, no vamos a poder abatir ese problema”, añadió.

Lydia Cacho confirmó que continuará y publicará sus investigaciones periodísticas desde un espacio seguro.

“Desde fuera por un rato y después volver porque yo no tengo por qué salir ni huir de mi país, los que están prófugos son ellos”.

“Ni yo ni nadie en este país ni en otro país debería vivir así, sometido a estar corriendo y huyendo a todas partes para poder decir la verdad. Efectivamente no se debería vivir así, pero hemos aprendido a vivir en esas condiciones. Mientras no logremos unirnos y creo que lo estamos haciendo como país, para evidenciar cómo la delincuencia organizada toma cada vez más poder en todos los ámbitos, pues va haber más personas que estén en la situación en la que yo estoy”.

La periodista reiteró que hay evidencia científica y jurídica para demostrar que Mario Marín y Camel Nacif ordenaron su tortura, junto con Adolfo Karam, ex jefe de la Policía de Puebla.

Lydia Cacho agradeció la solidaridad de la gente y reiteró que luchará por un periodismo libre. 

amenazaLydia Cachoperiodismo libretortura

Menú de accesibilidad