Policía Federal evita ingreso violento a México a migrantes


Policía Federal evita ingreso violento a México a migrantes - Foto de AFP
Foto de AFP

Autoridades de Migración implementaron un operativo para atender, por grupos, a los migrantes que pidan atención en sus instalaciones


Tras llegar a la frontera con México, los primeros 100 hondureños pertenecientes a la caravana migrante arribaron a las instalaciones del Instituto Nacional de Migración en el puerto de Ciudad Hidalgo, Chiapas.

En las inmediaciones de la puerta de entrada a México y ante el impedimento de policías del paso de migrantes, iniciaron empujones y golpes, incluso hubo policías heridos y migrantes que intercambiaron proyectiles en la zona.

Ante los empujones y los golpes, los migrantes que llegaron a la parte frontal del portón, abrió la puerta mexicana y entraron a la fuerza a la parte mexicana del puente.

Manelich Castilla, titular de la Policía Federal, se trasladó a la zona y aseguró que la agresiones comenzaron cuando migrantes atacaron con cohetones y piedras a elementos de la PF por lo que pusieron en práctica una táctica para restablecer el orden.

“Evitamos que se vulnerara nuestra frontera, no hicimos uso de la fuerza”, señaló en entrevista desde la zona del conflicto.

El propósito principal se cumplió se logró, va a haber un ingreso ordenado, bajo las condiciones que ponga la autoridad migratoria y no bajo las condiciones de violencia que algunos piensan que funcionan en países como el nuestro como medidas de presión“, aseguró Castilla.

Hasta el momento, se registraron seis policías heridos en las acciones así como una reportera de El Universal que cubría el evento.

Foto de AFP
Foto de AFP

 

Foto de AFP
Foto de AFP

Aunque el arribo se desarrollaba con orden, al comenzar a llegar la totalidad de migrantes, el orden se rompió ante la negativa de seguir los protocolos que habían sido propuestos por el INM.

En el punto de acceso a México, policías resguardaron el lugar para que el ingreso se realizara de manera ordenada.

Elementos de la Policía Federal se encuentra en la zona, resguardando el cruce fronterizo pero aseguraron que no habría represión contra quienes decidan entrar al país.

Autoridades de Migración aseguraron que segmentaron la atención por grupos de 100 personas para agilizar los trámites y aclararon que la frontera no está cerrada, sino que se está dosificando el ingreso de personas.

Se confirmó que los hondureños que ya solicitaron refugio serán enviados a uno de los albergues en Chiapas donde tendrán que esperar al menos 10 días para que se dé una solución al trámite.

Foto de AFP

En la frontera con Guatemala, las autoridades mexicanas trabajan en coordinación para evitar tumultos y brindar atención a quienes lo soliciten.

Con información de Milenio

chiapashondurasmigrantes