Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

PGR investiga agresión contra periodistas en Tierra Caliente

PGR investiga agresión contra periodistas en Tierra Caliente

Un grupo de 100 hombres armados atacaron a siete reporteros el sábado por la tarde en el municipio de Acapetlahuaya, Guerrero

La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (Feadle), empezó una investigación por la agresión contra periodistas en un retén instalado por civiles armados en la carretera Iguala-Ciudad Altamirano.

Un grupo de 100 hombres armados atacaron a siete reporteros el sábado por la tarde en el municipio de Acapetlahuaya, en la zona norte de Guerrero.

Los periodistas agredidos fueron Alejandro Ortiz, del diario Bajo Palabra; Hans Máximo Musielik, de Vice News; Pablo Pérez García, de Hispano Post; Jorge Alberto Martínez, de la agencia Quadratín; Ángel Galeana, de Imagen Tv; Sergio Ocampo, corresponsal de La Jornada en Guerrero, y Jair Cabrera, reportero gráfico y colaborador de la Jornada.

“Va a venir un comando y si el comando me dice que ya valieron madre, ya valieron madre”, dijo un niño de entre 10 y 12 años de edad que portaba un arma larga a los siete reporteros que fueron retenidos y asaltados por un grupo criminal en la Tierra Caliente de Guerrero.

Mientras algunos integrantes del centenar de gente armada que los privó de su libertad los despojaba de sus equipos de trabajo, otros jugaban baraja y “uno se drogaba enfrente de nosotros, se metía polvo blanco por la nariz”, narró el reportero de Quadratín, Jorge Alberto Martínez en entrevista para Radio Fórmula.

 

Foto de Quadratín

 

Antes, el periodista describió lo que vieron a su paso desde Palos Altos hasta la comunidad de Santo Niño, que fue lo más cerca que pudieron llegar caminando a San Miguel Totolapan, donde recabaron testimonios de personas y camiones incendiados de varias empresas.

Jorge Alberto dijo que los metieron en una brecha de terracería: “Ahí es donde yo pensé… Ya nos van a matar”. Y continuó: “Ahí yo nada más cerré los ojos y comencé a rezar porque soy creyente”. Le sorprendió la cara de sus compañeros “porque nunca la había visto tan pálida”.

Agregó que en ese lugar los despojaron de sus carteras luego de explicarles que cometieron un error al meterse a esa zona porque ellos estaban peleando “con un grupo de delincuentes”, y los dejaron irse en uno de los dos vehículos en que los reporteros se transportaban, quedándose ellos con el otro.

Con información de Quadratín

agresionperiodistasreporterostierra caliente
Menú de accesibilidad