Elecciones 2021

Pandemia da respiro a México mientras busca vacunas contra COVID-19

Pandemia da respiro a México mientras busca vacunas contra COVID-19 - Ciudad de Mexico CDMX coronavirus covid19 Centro
Foto de EFE

México cuenta hoy con los niveles de contagios por COVID-19 más bajos en un año, mientras el Gobierno explora adquirir nuevas vacunas

Tras las semanas críticas sufridas a principios de 2021, la pandemia está dando un respiro a México, con los niveles de contagios más bajos en un año mientras el Gobierno explora adquirir nuevas vacunas para no perder el ritmo de inmunización.

El estratega del Gobierno contra el coronavirus, Hugo López-Gatell, destacó este martes en una rueda de prensa junto al presidente Andrés Manuel López Obrador que el país encadena “cuatro meses continuos de reducción de la epidemia” y predijo que cerrará la semana con una nueva “reducción”.

Cifras alentadoras en México

México registra 219 mil 89 decesos y casi 2.37 millones de contagios confirmados, tras sumar el lunes solo 104 muertos y 704 contagios, unos niveles no vistos desde abril del año pasado, cuando iniciaba la pandemia del nuevo coronavirus.

Además, la India desbancó en días pasados a México como el tercer país con más muertos -tras Estados Unidos y Brasil-, puesto que ocupaba desde verano pasado.

Estas cifras hay que tomarlas con cautela, puesto que las autoridades mexicanas han admitido que existe un subregistro y que el número real de muertos superaría los 300 mil.

Sin embargo, la situación en los hospitales es alentadora ya que solo están ocupadas el 10 por ciento de las camas de hospitalización general y el 15 por ciento de las camas de terapia intensiva con respirador.

En ese sentido, López-Gatell señaló que hay un 84 por ciento de reducción de los ingresos respecto a la primera semana de enero, cuando los hospitales de algunos puntos como la Ciudad de México vivieron graves escenas de saturación.

Relajación de medidas

La reducción de contagios ha ido ligada a una reducción de las restricciones en el país, donde los mexicanos pudieron celebrar el lunes con cierta normalidad el Día de las Madres, a diferencia del año pasado cuando esta jornada coincidió en pleno cierre de la economía.

La Ciudad de México, durante meses foco rojo de la pandemia, estrenó esta semana por primera vez el semáforo epidemiológico amarillo, que indica un riesgo medio de contagios y un nuevo nivel de reactivación.

Mientras algunos países latinoamericanos afrontan toques de queda, la capital mexicana aumentó el aforo de restaurantes, comercios y cines y ultima la apertura de estadios, convenciones y fiestas infantiles.

Una relajación que avanza en paralelo a la vacunación en México, que según apuntó el canciller, Marcelo Ebrard, en la rueda de prensa, es el país del mundo número 12 en dosis adquiridas y aplicadas.

Desde el pasado diciembre, México, con 126 millones de habitantes, ha puesto 21 millones de dosis de diferentes vacunas, y 9.5 millones de personas han completado ya su esquema de vacunación.

Los inmunizados son personal sanitario, maestros y adultos mayores de 60 años, mientras que este mes arrancó la vacunación de personas entre 50 y 59 años.

Además, el Gobierno anunció este martes que desde hoy se pueden apuntar a la vacunación las mujeres embarazadas sin importar su edad.

Más y nuevas vacunas

México, que ha buscado autorizar el mayor número de vacunas para sortear la escasez mundial, ha recibido hasta ahora 27 millones de dosis de la estadounidense Pfizer, la rusa Sputnik V y la china Sinovac, así como de la británica AstraZeneca y la china CanSino, que se envasan en el país.

Pero el Gobierno no quiere perder el ritmo de vacunación y busca maneras de hacer valer los contratos adquiridos y conseguir nuevas dosis.

López Obrador confirmó este martes que durante su llamada la semana pasada con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, le pidió un segundo préstamo de vacunas AstraZeneca, las cuales no están siendo utilizadas en ese país.

“La respuesta fue, diría, favorable y muy responsable”, afirmó López Obrador, quien confió que lleguen durante mayo a México, país que ya recibió en marzo 2,5 millones de dosis producidas en el país vecino, que hasta entonces se negaba a compartir vacunas.

Por su parte, Ebrard, encargado de la compra de fármacos, anunció como “una nueva alternativa” la vacuna china de Walvax, que a finales de este mes comenzará a estudiarse en seis mil voluntarios en México.

También anunció un acuerdo para que España y Guatemala participen en los ensayos clínicos de la vacuna mexicana Patria, la cual podría estar lista a finales de año.

Y recordó que fruto de su reciente viaje a Rusia, podría llegar próximamente a México la Sputnik Light, que requiere de dos dosis con seis meses de separación, la cual todavía tiene que ser autorizada por la autoridad reguladora mexicana.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19mexicopandemiaVacunaciónvacunas
Menú de accesibilidad