Palacio y muro de los lamentos

Palacio y muro de los lamentos

Palacio Nacional se ha convertido, como nunca en el México moderno, en el centro de toda la atención, fuente de información, actividad y muro de los lamentos

Ganar no enseña mucho, perder, sí. Florestán.

Palacio Nacional se ha convertido, como nunca en el México moderno, en el centro de toda la atención, fuente de información, actividad y muro de los lamentos.

Desde que el presidente López Obrador inició el rito de las mañaneras el pasado dos de diciembre, un ejercicio único en el mundo, estas se han convertido en su principal herramienta de gobierno.

Desde ese templete, donde ha dado 225 conferencias en los 327 días de gobierno, declara, anuncia, responde, fija temas y agenda, ataca, defiende, acusa, protege, descalifica, da, por supuesto, sus otros datos. Toda la actividad presidencial se centra y gira en torno a la mañanera.

Ahí, también, se premia, se sanciona, se exhorta, se niega. Pero también se hacen afirmaciones difíciles de comprobar y en otros casos inexactas o no ciertas, como esa que repite el presidente de que en México, el Estado ya no es el principal violador de los derechos humanos, cuando es el Estado Mexicano el único que los puede violar, entre particulares se cometen delitos.

Pero así le gusta a él y, de acuerdo a las encuestas, así le gusta también a un importante número de mexicanos.

En las madrugadas amanecen en la calle todo tipo de protestantes, civiles, claro, como ayer llegaron unos 350 presidentes municipales para pedir que no les recorten el presupuesto.

El personal militar a cargo de la seguridad del recinto, cerró la puerta central al ver que querían entrar a la fuerza y recurrieron a su protocolo: el gas para dispersarlos, a lo que los alcaldes respondieron con cohetones.

El asunto no pasó de ahí, pero un día puede pasar y entonces se creará un problema de esos que el presidente detesta: el uso legal de la fuerza por parte de la autoridad.

RETALES

  1. BONILLA.- A la medianoche del uno de noviembre, Jaime Bonilla protestará el cargo de gobernador de Baja California por cinco años, conforme a la maroma que el congreso local hizo a su constitución. Ya después la Suprema Corte decidirá si es o no anticonstitucional. Y de fallar lo que es, el mandato se acortará al término original de los dos años por los que fue electo;
  2. DESAIRE.- Hay algo más que sentimientos en la Secretaría de Gobernación porque Ricardo Monreal excluyó a la secretaria de las mesas sobre las reformas al sistema de Justicia, cuando esa dependencia lleva la agenda de justicia del Ejecutivo y toda su propuesta es atribución de SEGOB; y
  3. OPERATIVO.- De alto riesgo el operativo que coordinó Omar García Harfuch con la procuraduría capitalina y la Marina, en las entrañas del cártel de la Unión Tepito. Sin disparar un tiro detuvo a 35 personas, tres toneladas de mariguana, armas, tiros, granadas. Participaron 147 marinos, 90 agentes de investigación y 600 policías capitalinos. El riesgo era una respuesta del crimen organizado como en Culiacán.

Nos vemos mañana, pero en privado.

En Privadojoaquín lópez dórigamuro de los lamentospalacio nacional

Menú de accesibilidad