“No se puede ir a la iglesia si somos deshonestos”: AMLO

“No se puede ir a la iglesia si somos deshonestos”: AMLO - Foto de Notimex
Foto de Notimex

El presidente López Obrador aseguró que si no se actúa con rectitud y si se es deshonesto, se violan los mandamientos

El presidente Andrés Manuel López Obrador se dijo cansado, “hasta el copete” de los pleitos, luego de los abucheos a varios gobernadores en diferentes actos que ha encabezado, por lo que llamó a la unidad para transformar al país.

Luego de las rechiflas que se escucharon contra del gobernador Silvano Aureoles en los eventos que tuvo López Obrador este fin de semana en Michoacán, el mandatario federal preguntó a los asistentes quiénes están en favor de que “nos sigamos peleando entre nosotros” y quiénes piensan “que ya es tiempo de la unidad para la transformación de México”.

No se puede ir a la iglesia los domingos ni se puede ir a los templos si se es deshonesto, si no se actúa con rectitud, si no somos honestos violamos los mandamientos. Es pecado social. Ya basta de hipocresía, vamos a portarnos bien todos”, aseveró.

“Al menos a mí me tienen hasta el copete con los pleitos, no vamos a perder el tiempo peleándonos, vamos a unirnos, vamos a hacer ese compromiso”, expresó ante habitantes de Michoacán y el gobernador, quien en un evento previo en Uruapan agradeció la decisión de federalizar el sistema educativo en Michoacán.

Luego de algunas muestras de desaprobación que también ha recibido en algunos de sus actos, dijo que “se van a quedar con las ganas los que piensan que somos iguales”, porque aseguró que cumplirá todos sus compromisos y “no les vamos a quedar a deber nada”.

Reiteró que “esta es una transformación porque no es un simple cambio de gobierno, es un cambio de régimen, no es más de lo mismo. Vengo a decirles que vamos a cumplir con todos los compromisos”

Insistió que “nos va a alcanzar el presupuesto porque ya no hay corrupción tolerada desde arriba, y eso permite ahorrar mucho”.

En su oportunidad el gobernador Silvano Aureoles subrayó que “hoy los colores y los partidos no deben ser lo más importante; hoy lo más importante es que podamos atender las necesidades de las familias michoacanas, y en eso coincidimos plenamente”.

Afirmó que su gobierno se está adaptado a las nuevas circunstancias y realidades nacionales, y consideró que “se avizoran grandes cosas para Michoacán, empezando por el fin del conflicto magisterial” que, dijo, provocó “una confrontación injusta entre el gobierno del estado y maestros”.

Agregó que en este tema había un trato discriminatorio porque a los maestros con plaza federal se les pagaba a tiempo, y a los del estado “ni a tiempo ni completo, en detrimento de niñas y niños”, lo que a partir de ahora se termina con la federalización del sistema educativo.

El mandatario local pidió “el completo apoyo de la Federación para que en Michoacán se fortalezcan y superen problemas históricos, por ejemplo el problema de la seguridad, y en coordinación avanzaremos más pronto”.

Con información de Notimex

iglesialopez obradormandamientos