No, no las entiende

No, no las entiende

Esas cercas de acero tuvieron su origen en los gobiernos conservadores y represores del PAN, Felipe Calderón, y del PRI, Enrique Peña Nieto

Valla, valla, valla
Florestán

Ante las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer, el presidente López Obrador decidió recurrir a un sistema del pasado conservador: las vallas blindadas y así amuralló Palacio Nacional.

Esas cercas de acero tuvieron su origen en los gobiernos conservadores y represores del PAN, Felipe Calderón, y del PRI, Enrique Peña Nieto.

Son planchas de acero ancladas al piso, de tres metros de altura, con la cresta hacia afuera para que no las escalen. Van engarzadas para formar un muro de la extensión de sus temores. En el pasado, estaban bajo resguardo de la Policía Federal y a disposición del Estado Mayor Presidencial.

Con esas mismas vallas el EMP y el gobierno de la Ciudad de México, blindaban la entonces residencia presidencial de Los Pinos ante las manifestaciones, son las mismas placas que se usaron en la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, el uno de diciembre de 2012, para proteger, por ejemplo Bellas Artes, del vandalismo de los encapuchados en todo avenida Juárez y que ahora López Obrador dice que están patrocinados por sus opositores conservadores.

Pero los anarkos también operan para los gobiernos, para su gobierno.

¿Por qué lo digo?

Simple. Porque el vandalismo eclipsa la difusión de las demandas y denuncias de los movimiento legítimos y ciudadanos como ayer con la violencia contra las mujeres, haciéndole las encapuchadas un quite de oro al presidente que no acaba de entenderle del todo a los movimientos feministas y los ha asumido como una ofensiva de sus enemigos conservadores y los medios, claro, en su contra, y entonces reacciona en ese sentido, con cero empatía por el problema, que es la brutalidad contra ellas, la discriminación, desigualdad y desprecio de algunos machos que van de candidatos a intelectuales.

Y como no le acaba de entender, reacciona mal y se le revierte.

Carece de un buen diagnóstico y le da un tratamiento equivocado.

Y por eso el encono.

RETALES

1. BÚNQUER.- Andrés Roemer levantó una enorme valla frente a su residencia en la colonia Roma, donde está su guarida, que también fue utilizada en la lucha contra la violencia a las mujeres. Por lo pronto, este fin de semana ya no se transmitió su programa en TV Azteca. Ya hay 61 acusaciones en su contra por acoso sexual, en el más leve de los casos;

2. TORO.- Esta semana Morena dará a conocer al ganador-a de la segunda encuesta para elegir candidato-a al gobierno de Guerrero. Mientras, Félix Salgado sube tuits felicitando a todas las mujeres del mundo, menos a las que lo han acusado de ataques sexuales, claro. A ver cómo detona esto; y

3. MEJORÍA.- Sí le pegó fuerte el Covid a Hugo López-Gatell. Está en plena recuperación pero el proceso ha sido complicado y largo. De los resultados de esta semana se sabrá de su regreso. Deseo que se recupere.

Nos vemos mañana, pero en privado.

8Mandrés manuel lópez obradordía internacional de la mujerEn PrivadoEnrique Peña NietoFelipe Calderónjoaquín lópez dórigamexicopalacio nacionalvallas
Menú de accesibilidad