Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

No hay desabasto de medicamentos oncológicos en la actualidad, aseguró Jorge Alcocer en comparecencia ante el Senado

No hay desabasto de medicamentos oncológicos en la actualidad, aseguró Jorge Alcocer en comparecencia ante el Senado - Foto de Twitter Elisa Alanís
Foto de Twitter Elisa Alanís

Jorge Alcocer indicó que su comparecencia ante el Senado daría lugar a distintos puntos de vista que pueden conducir a la confrontación, pero que son vitales para la reflexión

El secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, negó que haya desabasto de medicamentos oncológicos para menores.

Las declaraciones surgieron después de que la senadora por el PAN, Josefina Vázquez Mota, leyera ante el Pleno del Senado al menos 150 cartas de especialistas en el tema en el que se pide apoyo para el abastecimiento de medicamentos.

Aseguró que debido a la pandemia de COVID-19, laboratorios que producían medicamentos oncológicos redujeron su envío a México y por ello se determinó recurrir a otros laboratorios para cubrir el abasto en el país.

“Estamos, en la actualidad sin desabasto para complementar lo que falta en el último trimestre”, señaló al referirse a los medicamentos oncológicos.

 

 

Dijo que esto ya fue informado a los padres de menores con cáncer, a quienes ha atendido en diversas oportunidades.

Alcocer Varela declaró que el país saldrá fortalecido y con un mejor sistema de Salud de la epidemia de COVID-19, que hasta el momento ha dejado en el país 738 mil 163 casos confirmados y 77 mil 163 fallecimientos.

 

Alcocer, de 74 años, compareció ante el Senado mexicano como parte de la glosa del Segundo Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Es indudable que saldremos fortalecidos de la epidemia, con un mejor sistema de salud”, dijo el funcionario al iniciar su discurso.

 

Recordó que en el caso de la Secretaría de Salud recibió, de la administración anterior, “401 hospitales a medio construir y con un déficit de más de 200 mil profesionales de la medicina”.

Ante ese escenario, dijo que en pocos meses se reconvirtieron, con el apoyo de los gobiernos estatales, de la Secretaría de Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional, 969 hospitales para atender a pacientes con COVID-19.

Además, se logró instalar 32 mil 233 camas generales y 10 mil 612 con ventiladores, y se contrató a 47 mil médicos generales, especialistas, enfermeras y otros trabajadores de la salud.

Recordó que la respuesta gubernamental y social “se ha enfocado en el objetivo de salvar vidas” y para ello se implementaron medidas sociales de prevención del contagio “para disminuir la velocidad de propagación tomando en cuenta siempre los derechos y la dignidad humana, y evitando el colapso del sistema de salud”.

A los pocos minutos de haber iniciado Alcocer, la senadora Martha Cecilia Márquez del conservador Partido Acción Nacional dejó su asiento para mostrar frente al secretario un pancarta con las leyendas “alto en corrupción” y “exceso de ineptitud“.

Mientras que un grupo de senadores del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) mostraba otra con el texto “A todo el personal de salud, gracias por su gran labor frente al COVID-19“.

El secretario reconoció que el coronavirus ha dejado en México “sufrimiento, tristeza y dolorosos fallecimientos”, pero también “ha fortalecido el amor en las familias, ha demostrado el humanismo y la entrega de lo trabajadores de salud” y ha resaltado la conocida fraternidad de nuestro pueblo.

Alcocer aseguró que desde la semana epidemiológica 29, actualmente transcurre la 39, “hay un claro descenso en el número de casos activos a nivel nacional”.

En una primera intervención, el senador Miguel Angel Mancera, del Partido de la Revolución Democrática, dijo que la pandemia en México tiene “más preguntas que respuestas”.

Lamentó que no hayan aumentado las reuniones del Consejo de Salubridad General y que no se hayan aplicado las pruebas serológicas que “pueden ayudar a determinar qué porcentaje de la población ha sido infectado por COVID-19”.

Mancera señaló que países como Italia, Alemania y Colombia han aplicado millones de pruebas y aunque tienen un alto costo económico “en México es necesario hacerlas para diagnosticar a la población”.

Refirió que las pruebas, en esos países, han aumentado el número de casos oficiales “dado que los datos no correspondían, antes de la pruebas, al impacto real de la pandemia”.

El COVID-19 es la cuarta causa de muerte en México, solo por debajo de las enfermedades del corazón, la diabetes y los tumores malignos, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

México ocupa el cuarto lugar mundial por el número de muertes, por detrás de Estados Unidos, Brasil e India, y es el séptimo en el número de casos.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19Jorge Alcócersaludsenado
Menú de accesibilidad