Nate evoluciona a huracán categoría 1

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó la noche de este viernes que Nate ha evolucionado a huracán categoría 1, a su entrada al Golfo de México.

El meteoro tomó fuerza tras su paso por centroamérica, se espera que continúe su desplazamiento hacia el oeste-noroeste y es posible que toque tierra en Nueva Orleans el fin de semana.

De acuerdo con el pronóstico de Conagua, las bandas nubosas de la tormenta tropical Nate cubrirán el oriente y el noreste de la Península de Yucatán, lo que ocasionará tormentas intensas en Yucatán y Quintana Roo, tormentas muy fuertes en Campeche.

Además, se prevén vientos fuertes con rachas superiores a 70 kilómetros por hora (km/h) y oleaje elevado de tres a cuatro metros en la costa norte de Quintana Roo y Yucatán.

Estados de EE. UU. declaran emergencia ante paso de Nate

La tormenta tropical Nate ganó fuerza el viernes por la noche a su paso junto a la península mexicana del Yucatán, después de anegar Centroamérica con lluvias a las que se atribuyeron al menos 21 muertes. El meteoro podría llegar el fin de semana a la costa estadounidense en el Golfo de México con categoría de huracán.

Las autoridades de Luisiana y Mississippi declararon estado de emergencia y ordenaron a algunas personas que evacuaran zonas costeras e islas antes de la llegada de la tormenta, prevista para la noche del sábado o la mañana del domingo. En algunas plataformas petrolíferas del Golfo de México se iniciaron evacuaciones.

El gobierno de Mississippi anunció la apertura de 11 centros de evacuación en zonas alejadas de la costa, con autobuses disponibles para los que no pudieran conducir.

Nate podría elevar el nivel del mar entre 1,2 y 2,1 metros (de 4 a 7 pies) en la zona entre Morgan City, Luisiana, y la frontera entre Alabama y Florida, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La tormenta mostraba vientos sostenidos máximos de 110 kilómetros (70 millas) por hora el viernes por la noche y se esperaba que se fortaleciera en el Golfo de México antes de llegar a la costa estadounidense cerca de Nueva Orleans el sábado por la tarde como huracán, según el centro de huracanes.

El meteoro se encontraba unos 800 km (500 millas) al sur-sureste de la desembocadura del río Mississippi y avanzaba al norte-noroeste a 35 kmh (22 mph).

En Nicaragua, la tormenta llegó después de dos semanas de lluvias constantes que habían dejado el suelo saturado y los ríos crecidos. Las autoridades han declarado alerta para todo el país y han advertido sobre posibles inundaciones y deslizamientos.

La vicepresidenta Rosario Murillo informó que por lo menos 11 personas murieron debido a la tormenta. Anteriormente había dado una cifra de 15 muertos, pero después dijo que algunos de ellos aún eran considerados desaparecidos.

Por otro lado, el Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica informó que siete personas murieron en el país debido a la tormenta y que 15 más estaban desaparecidas. Cinco mil residentes tuvieron que recurrir a albergues de emergencia debido a las inundaciones.

Redacción