Museo del Desierto tiene nuevo cachorro

Museo del Desierto tiene nuevo cachorro - Foto de Zócalo
Foto de Zócalo

El Museo del Desierto anunció que el nacimiento de un cachorro de lobo gris mexicano, especie que se considera extinta en vida silvestre.

El Museo del Desierto (MUDE) anunció que en mayo nació un cachorro de lobo gris mexicano, especie que se considera extinta en vida silvestre por lo que esto es un acontecimiento de gran trascendencia internacional, ya que colabora en los esfuerzos de conservación de esta especie que el ser humano ha colocado al borde de la extinción.

Foto de Facebook
Foto de Facebook

“En Coahuila somos los únicos que tenemos lobo mexicano. Tenemos el primer nacimiento en esta institución esperemos que en algún momento haya más instituciones que puedan estar albergando lobos es algo que se necesita” declaró Fernando Toledo, responsable de fauna en el MUDE.

El cachorro es hijo de una pareja de lobos grises mexicano compuesta por un macho que llegó al museo en octubre de 2014  y en diciembre llegó la hembra.

Museo del Desierto. Foto de México Desconocido
Museo del Desierto. Foto de México Desconocido

“Se ve aparentemente bien, sin embargo, al ser cachorros todavía hay un gran periodo en que pueda contraer enfermedades, más o menos en unos 25 días vamos a hacer un manejo para ver el sexo del animal, e inicia con sus vacunas y desparasitaciones” señaló Toledo.

El lobo gris mexicano es una especie que se considera extinta en vida silvestre, y que se distribuía en las serranías desde el centro de México hasta el suroeste de Estados Unidos.

Esta especie de lobo se considera extinta fuera de los zoológicos. Foto de generationcode.com.mx
Esta especie de lobo se considera extinta fuera de los zoológicos. Foto de generationcode.com.mx

Los lobos grises mexicanos tienen bien desarrollados los sentidos de la vista, el oído y el olfato, aunque la mayoría de los biólogos estan de acuerdo que el más agudo de sus sentidos es el olfato.

El área de receptores olfativos en los lobos es 14 veces superior a la de la nariz humana, lo que se traduce, según investigadores, en que los lobos pueden oler cien veces mejor que los humanos, indicó.

El lobo mexicano es uno de los mamíferos más raros en el mundo, por ello en 1982 se elaboró un plan para su recuperación articulado por la cooperación de varias instituciones de México y Estados Unidos.

La reproducción de esta especie se realiza dentro del programa que el Museo del Desierto junto con el Comité Binacional para la Conservación del Lobo Gris Mexicano, instancia con la que el museo trabaja desde 2009.

Redacción

coahuilaextinciónmuseo del desiertovida silvestre