Mil 500 personas con viviendas destruidas tras explosión por toma clandestina de gas en Puebla
Foto de EFE

Eduardo Rivera, presidente municipal de Puebla, afirmó que hay mil 500 personas con sus viviendas totalmente destruidas tras la fuerte explosión de un gasoducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en San Pablo Xochimehuacan.

En entrevista para el espacio de Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, el alcalde confirmó que, gracias a la rápida reacción de las autoridades, se logró evacuar a la gente y evitar una tragedia mayor, que hasta el momento tiene un saldo de una persona muerta y 15 más hospitalizadas.

“Ya fue controlado el peligro de la explosión y estamos atendiendo a todas las personas lesionadas y a sus familiares. Tenemos dos albergues donde tenemos 140 personas ubicadas,  afortunadamente gracias a la pronta evacuación de la población, de la reacción, se logró evitar que esta tragedia fuera de mayor alcance”, señaló.

Desafortunadamente falleció una persona y tenemos 15 personas más hospitalizadas. En el polígono donde sucedió la explosión viven más de mil 500 personas  y desafortunadamente sus hogares y pertenencias se encuentran totalmente destruidas”, argumentó.

“En la zona cero de la explosión el primer cálculo que se tiene es de 55 viviendas totalmente destruidas, En un polígono alrededor de esta zona cero hay casas con afectaciones en zaguanes, vidrios y. vehículos. Se ha decidido en apoyar en la reconstrucción de quienes fueron afectadas en las viviendas”, expresó.

En la madrugada del 31 de octubre se registraron tres explosiones de gran magnitud en este municipio de Puebla, que ocasionaron daños a 17 personas y graves destrozos en más de 50 viviendas.

Comenzaron los trabajos de levantamiento de escombros en la zona cero del accidente y arrancaron las investigaciones correspondientes. Además, el Gobierno de Puebla decretó dos días de luto por el siniestro.

Rivera Pérez, quien apenas asumió hace dos semanas la Presidencia Municipal de Puebla, apuntó que no sabían de la situación de huachigas que estaba sucediendo en San Pablo Xochimehuacan.

“No teníamos esta información, hubiéramos actuado de manera inmediata, llevo 15 días de asumir el cargo de presidente municipal y no teníamos ningún reporte por parte de la población”, explicó.

Es importante que haya la denuncia, algunos pobladores de la región nos han dicho que hay personas que se dedican a esta actividades un tema importante de asumir la responsabilidad los tres niveles de Gobierno. No teníamos conocimiento, si no, hubiéramos actuado de manera inmediata”. afirmó.

El presidente municipal de Puebla aseguró que hay una disposición de apoyar por parte del Gobierno estatal, además de que las autoridades ministeriales se encuentran investigando los hechos.

“Esto fue producto de un acto delictivo, lo que conocemos como el huachigas lo que ocasionó esta terrible explosión”, adujo.

Con información de López-Dóriga Digital