México da por cumplida meta de vacunación sin contemplar a menores de edad
Vacunación contra COVID-19 en Ciudad de México. Foto de @SSaludCdMx

El Gobierno de México dio por cumplida su meta de tener a toda la población mayor de 18 años vacunada con al menos una dosis contra COVID-19 al concluir octubre, pero experimenta un rezago en segundas dosis y todavía se resiste a vacunar a los menores de edad.

El país latinoamericano ha suministrado desde diciembre pasado vacunas a 74.6 millones de personas, de manera que 83 por ciento de los adultos ha recibido al menos una dosis.

El pasado mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador se puso el objetivo de haber inoculado a todos los mayores de edad en México antes de concluir octubre, una meta que “ya se cumplió”, dijo la semana pasada.

Las autoridades atribuyen el porcentaje faltante para llegar a 100 por ciento a personas que no pudieron acudir en el día programado o que se vacunaron en Estados Unidos, pero los expertos advierten que falta mucho para concluir la vacunación.

“Al menos una dosis no me dice nada. Hay que medirse con vacunación completa”, explicó este lunes a Efe el consultor sanitario Xavier Tello.

Rezago en completar la vacunación

México fue el primer país latinoamericano en comenzar a vacunar contra COVID-19 el 24 de diciembre del año pasado, pero su porcentaje de población inmunizada ha sido superado por países como Chile, Uruguay, Argentina, Brasil y Ecuador.

De los 126 millones de habitantes en México, 60.6 millones han completado su esquema de vacunación con las dos dosis necesarias, es decir 48 por ciento de la población, lejos todavía de la considerada inmunidad de grupo.

El epidemiólogo Alejandro Macías, quien fuera el zar contra la pandemia de gripe A en 2009, dijo a Efe que “no hay un movimiento antivacunas en México” y que los retrasos se deben a la planificación y a la logística.

En primer lugar, señaló que el plan inicial de vacunación “dependía muchísimo de AstraZeneca” y estas vacunas “no llegaron a tiempo”, y en segundo, ha habido una gran “centralización” del plan desde el Gobierno Federal.

En la Ciudad de México, por ejemplo, 99 por ciento de los adultos ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna, mientras que en estados con áreas más remotas, como Chiapas y Oaxaca, dicho avance es de 60 por ciento y 69 por ciento.

“Deberíamos haber vacunado más rápido y de manera más eficiente”, opinó Tello, quien dijo que hay problemas para dar seguimiento a los lotes de vacunas.

De los 153 millones de dosis que ha recibido México, se han aplicado hasta ahora 126 millones, por lo que quedan existencias por 27 millones de dosis que todavía no se han aplicado.

No hay vacunas para niños

Otro de los factores que explica el rezago en el porcentaje de vacunación es que, a diferencia de otros países, el Gobierno no contempla por ahora inmunizar de manera universal a los menores de edad, solo aquellos que sufren comorbilidades.

En unas polémicas declaraciones la semana pasada en la Cámara de Diputados, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, afirmó que hay intereses “principalmente financieros” que presionan para vacunar a los menores y aseguró que a sus nietos no los vacunaría porque los niños tienen un “sistema inmunológico de maravilla”.

Una tesis que el Gobierno respalda es la buena experiencia que ha tenido la reapertura de las clases en agosto pasado sin apenas casos de coronavirus en las aulas.

“Es evidente por toda la experiencia regional que vamos a tener que vacunar también a los jóvenes y a los niños porque contribuyen a la inmunidad de grupo y también para protegerlos”, opinó Alejandro Macías.

Los contagios, a la baja

México acumula 3.8 millones de casos confirmados y 288 mil muertos, la cuarta cifra más alta del mundo en números absolutos, por detrás de Estados Unidos, Brasil y la India.

Las autoridades ya dan por superada la tercera ola de la epidemia, que marcó récords diarios de contagios por el avance de la variante Delta, al hilar tres meses de descensos.

El zar de la gripe A destacó que México tiene “una base inmunitaria muy amplia”, porque además de la vacunación, hay millones de personas que son inmunes después de haberse contagiado.

El epidemiólogo estimó que la pandemia se encamina a una “situación más controlable” y el coronavirus podría convertirse en algo “estacional” tras casi dos años en los que el país “ha pagado un tributo muy alto”.

Las autoridades sanitarias declararon para esta semana el semáforo verde, es decir el riesgo mínimo de contagios, en 29 de los 32 estados del país.

Con información de EFE